Washington publica un polémico video en respaldo a Guaidó e imaginando un futuro sin Nicolás Maduro

Elliot Abrams, representante especial de EE.UU. para Venezuela, muestra su respaldo al diputado opositor venezolano Juan Guaidó para llevar al país «de la ruina a la libertad y la prosperidad».

El Departamento de Estado de EE.UU. publicó este martes en redes sociales un video para mostrar su respaldo al diputado opositor venezolano Juan Guaidó, quien, de acuerdo con la publicación, llevará al país suramericano «de la ruina a la libertad y la prosperidad». 

En el video –difundido en la cuenta de Share America–, el controvertido Elliot Abrams, representante especial de EE.UU. para Venezuela, habla sobre el futuro de esa nación cuando escape del presunto «desastre actual», en referencia al régimen constitucional de Nicolás Maduro

«Imagine una Venezuela con internet de 5ª generación», dice emocionado Abrams, mientras transmiten imágenes de venezolanos en situaciones de emergencia. 

Video insertado

De acuerdo con Abrams, Guaidó y la Asamblea Nacional de Venezuela (actualmente en desacato) han comenzado «el trabajo crítico que llevará a Venezuela de la ruina a la libertad y la prosperidad«. 

El intento de golpe de Estado

En la madrugada de este martes, Guaidó, acompañado por un grupo de militares sublevados, hizo un llamado al pueblo y a las Fuerzas Armadas a sumarse a un golpe de Estado contra el presidente de Venezuela, a quien llama «usurpador». 

Los militares comandados por Guaidó sacaron de su arresto domiciliario a Leopoldo López, líder opositor que está condenado a 13 años de cárcel por asociación para delinquir, instigación a delinquir, intimidación pública, incendio a edificio público, daños a la propiedad pública, lesiones graves, homicidio y terrorismo.

Uno de los militares que estuvieron junto a Guaidó en el intento de golpe de Estado contó luego a la cadena Telesur cómo él y otros uniformados fueron engañados y obligados a sumarse a esa acción. 

Según dijo entrevistado, el lunes se les ordenó a él y sus compañeros buscar sus «uniformes patriotas», con el pretexto de que recibirían «unas condecoraciones» y una noticia que les «cambiaría la vida».

El presidente de la Asamblea Nacional Constituyente, Diosdado Cabello, informó que el grupo disidente estaba integrado por solo 60 efectivos, entre militares y funcionarios del Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin).

Horas más tarde, el ministro de la Defensa, Vladimir Padrino López, afirmó que la mayoría de los militares que se encontraban sublevados en el Distribuidor Altamira, en las cercanías de la Base Aérea La Carlota, en Caracas, habían abandonado el lugar y se dirigían a la Plaza Altamira, bastión de la oposición.

La ofensiva de Washington 

En una ofensiva ideológica orquestada por la Casa Blanca, el asesor de Seguridad Nacional de EE.UU., John Boltoninstó al citado ministro de Defensa de Venezuela, así como al comandante de la Guardia de Honor Presidencial y director de Contrainteligencia Militar, Iván Hernández, y al titular del Tribunal Supremo de Justicia, Maikel Moreno, a aceptar la amnistía promulgada por Guaidó, el autoproclamado «presidente encargado» del país suramericano, y derrocar a Maduro. 

«Se acabó su tiempo. Esta es su última oportunidad», amenazó el funcionario estadounidense, quien añadió que si se suman a Guaidó les rescindirán las sanciones impuestas por EE.UU.

Por su parte, el presidente Donald Trump tuiteó: «Estoy monitoreando la situación en Venezuela muy de cerca. ¡EE.UU. está con el pueblo de Venezuela y su libertad!». 

Horas más tarde, el mandatario estadounidense advirtió que Washington impondrá «un embargo total» y nuevas sanciones a Cuba si La Habana continúa con su apoyo militar al Gobierno del presidente venezolano. 

«Si las tropas y milicias cubanas no cesan de inmediato las operaciones militares y de otro tipo con el propósito de causar la muerte y la destrucción de la Constitución de Venezuela, en la isla de Cuba se impondrá un embargo total y completo, junto con sanciones del más alto nivel«, amenazó Trump a través de su cuenta de Twitter.

El bloque internacional encabezado por EE.UU. ha manifestado su respaldo al golpe promovido por líderes de la oposición venezolana contra Maduro. Entre los presidentes que apoyan en este paso a Guaidó se encuentran el de Colombia, Iván Duque; el brasileño, Jair Bolsonaro; y el de Chile, Sebastián Piñera; al igual que la Cancillería de Perú. 

En contraparte, países aliados de Venezuela, como Cuba y Bolivia, condenaron la nueva ofensiva «imperialista» para tratar de derrocar al Gobierno.

El presidente de Cuba, Miguel Díaz Canel, rechazó la intentona golpista de la oposición venezolana, a la que acusó de propiciar la violencia en la nación suramericana.

Otro país que repudió al golpe de Estado fue Turquía, cuyo ministro de Exteriores, Mevlüt Çavusoglu, dijo oponerse a los «intentos de cambiar Gobiernos legítimos mediante acciones no democráticas», según expresó en su cuenta de Twitter.

Por su parte, México, Rusia y España hicieron un llamado a resolver el conflicto de manera pacífica, por la vía del diálogo, para impedir un «derramamiento de sangre».

Movilizaciones

Tanto la oposición como el chavismo salieron a las calles de Caracas para manifestarse. 

En el oeste caraqueño, para respaldar al presidente Maduro, a la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) y a los poderes públicos establecidos, se concentraron los chavistas en los alrededores del Palacio de Miraflores, sede del Gobierno y destino tradicional de las marchas revolucionarias, situado en el municipio Libertador.

Mientras que la oposición, convocada por Guaidó, se trasladó a la Plaza Francia o Altamira, un lugar emblemático opositor ubicado en el este de la capital. 


RT Actualidad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

WhatsApp chat
A %d blogueros les gusta esto: