El taxista detenido por un robo dijo quién es el ladrón que huyó

César Gastón Videla habló frente al juez Penal 1 y dijo que el hombre al que buscan lo abordó en una casa.

Contó su parte. César Gastón Videla, el taxista detenido por el asalto en el que balearon a un hombre, en el barrio 85 Viviendas, declaró frente al juez Penal 1, Marcos Flores Leyes. Dijo quién es el delincuente al que llevó en el taxi hasta el barrio Pucará después del asalto y huyó cuando fueron sorprendidos por la Policía.

El chofer, de 36 años y vecino de la calle Tacuarí sur 58, contó que el 24 de abril, el día del atraco, el dueño del taxi Chevrolet Prisma con licencia 092 le entregó el auto cerca de las dos de la tarde. Dijo que salió a trabajar y que alrededor de las 19 buscó a su pareja por el trabajo, la llevó a la casa de su suegro y regresó a la agencia “Estilo”, para la que trabaja.

Cuando llegó a la agencia tomó un viaje hacia el centro. “Tipo 20 recibo una llamada de un cliente a mi celular para que lo buscara en calle San Juan antes de Centenario”, recordó Videla.

Dijo que circuló por la calle 9 de Julio, dobló por Ituzaingó, subió por Las Heras, dobló por la avenida Sucre hasta Martín de Loyola, desde allí hasta la calle San Juan y luego hacia la izquierda hasta la casa de la hermana del pasajero que abordó.

“Lo conozco de vista, tiene el apodo de ‘Goku’. Abrió la puerta trasera, puso una mochila y se sentó adelante con otra mochila. Me dijo que lo llevara al barrio Pucará. Entré por la primera calle del barrio. Observé que venían dos policías motorizados”, dijo Videla. Hasta ahí todo el viaje parecía normal para él, declaró.

Contó que lo conoce de vista y que tiene el apodo de «Goku». Además dijo dónde vive.

Dijo que al ver a la Policía el pasajero “se alteró”. “Me dijo que lo dejara ahí. Frené, abrió la puerta y salió corriendo. Dejó las cosas en el auto, una mochila adelante y otra en el asiento de atrás. Ahí llegó la Policía y me detuvo”, señaló.

Mientras declaraba le preguntaron si en algún momento de su recorrido anduvo por el barrio 85 Viviendas, más precisamente en la manzana 348, casa 6, donde ocurrió el atraco, y dijo que no. Que ese día no anduvo por ahí. También le preguntaron qué relación tiene con el tal “Goku” y dijo que solamente lo conoce de vista y que sabe que vive en la casa 11, de la manzana F, del barrio Pucará. Una fuente policial indicó que el hombre que huyó tiene un gran prontuario delictivo y es de apellido Fernández.

Actualmente Videla está detenido en la Comisaría 7ª, por el delito de “robo calificado por el uso de arma de fuego en calidad de partícipe necesario”, a disposición del juez Penal 1.

Asalto en el regreso a casa

El hecho ocurrió el 24 de abril, cerca de las 20, cuando Ramón Antonio Ortiz, de 43 años, regresaba del gimnasio. Al llegar a su casa, de la manzana 348, bajó a abrir el portón para entrar el auto. En ese momento lo sorprendió un delincuente con el que forcejeó. Intentó correr para resguardarse dentro de su casa y el asaltante le disparó dos veces. Uno de los impactos dio en su tobillo derecho.

El delincuente tomó una mochila que Ortiz tenía en el auto y huyó en un taxi que lo esperaba. Herido, el hombre entró a su casa y su esposa llamó al 911. Cuando la Policía llegó, llamaron una ambulancia y lo trasladaron al Hospital San Luis. “El proyectil no tuvo salida. Es lo que evaluó el médico que lo intervino y no se lo pudo extraer”, señaló el jefe de la Comisaría 7ª, comisario Omar Talquenca.

El delincuente se hizo de una mochila Stone en la que el hombre tenía un pantalón Polo de vestir marrón claro, que tenía 500 pesos en el bolsillo; una campera de hilo marrón Pato Pampa; una camisa celeste; un bolso zapatero negro en el que tenía un par de botas marrones Batistella; un par de medias y una campera negra.

Talquenca indicó que los policías realizaron “un operativo cerrojo y a las 20:50 dos motoristas del DRIM interceptaron un taxi Chevrolet Prisma en la manzana E del barrio Pucará”. El vehículo tenía las mismas características que había aportado el damnificado. Además, la víctima les señaló que el asaltante es de contextura física delgada, mide 1,60 aproximadamente, de cabello oscuro, tiene barba candado y llevaba un revólver. Aún no está identificado por la Policía y el arma no fue hallada.

Los efectivos le dieron la voz de alto al conductor del vehículo y el acompañante bajó y escapó. “Se metió a una vivienda que tiene un pasillo. Saltó una pared y se metió a otra casa”, dijo Talquenca. En tanto, del taxista señaló que también intentó huir pero fue detenido a unos cien metros. “Se está trabajando para lograr identificar al cómplice”, aseguró. En el taxi había dos mochilas, una era la de Ortiz.

Además, el damnificado y una vecina que lo auxilió luego del asalto reconocieron el taxi de Videla. Ambos dijeron que el vehículo reunía las características del auto en el que había escapado el delincuente luego del atraco.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

WhatsApp chat
A %d blogueros les gusta esto: