Villa Mercedes: una víctima que escapó denunció a un proxeneta

La había hecho venir de Mendoza con el engaño de que tendría trabajo en una empresa de limpieza. La investigación sigue.

Una mujer que fue captada en Mendoza y trasladada a Villa Mercedes para ser sometida al ejercicio de la prostitución, que luego logró escapar, fue quien denunció al proxeneta Julio Flores, detenido el Viernes Santo. En la actualidad, el acusado está alojado en la Penitenciaría de San Luis, a la espera de que el juez federal Juan Esteban Maqueda resuelva si lo procesa por los delitos que le han imputado.

El de la víctima mendocina es uno de los cuatro casos por los cuales ya está determinada la imputación contra Flores. Los otros tres son de otra mujer mayor y de dos menores. Una de ellas es una chica de 15 años, que estaba con el proxeneta, junto a una chica de 19, en la terminal de ómnibus de Villa Mercedes cuando Flores fue sorprendido por la Policía Federal  (PFA) y detenido. Había concertado una cita con un cliente en el estacionamiento y lo esperaba para entregar a las chicas.

La investigación continúa y la acusación podría ampliarse, ya que según las pruebas reunidas por los efectivos de la delegación San Luis de la Policía Federal– en una pesquisa que comenzó en diciembre de 2015, con la denuncia de la mujer de Mendoza–, el explotador tenía “en carpeta” a por lo menos 24 mujeres. Algunas eran de Villa Mercedes, pero también había de la ciudad de San Luis y de Mendoza, le informó a El Diario el subdelegado de la PFA en la capital puntana, subcomisario Fernando Franganillo.

A la víctima mendocina, Flores la habría contactado por Facebook y le habría ofrecido un puesto en una supuesta empresa de limpieza. Le habría costeado el pasaje para que viajara. Pero la chica no tardó en descubrir cuál era el verdadero “trabajo”.

Son graves las imputaciones contra el detenido. La secretaria Penal del juzgado Federal, Belén Vila, informó que, por una parte, le adjudican haber violado “el artículo 145 bis, 145 ter inciso 1º, en función del artículo 2 de la Ley 26.364, todo según la redacción de la Ley 26.842, Trata de personas, en la modalidad de captar a una persona con fines de explotación sexual, agravada por el despliegue al efecto de medios típicos de abuso de situación de vulnerabilidad de la víctima, engaños, amenazas y coerción sobre la misma”.

También, agregó, le imputan la “violación del artículo 125 bis, 126 inciso 1, y 127, inciso 1, del Código Penal, todo según la redacción de la Ley 26.842, en las modalidades típicas de promover o facilitar y/o explotar económicamente el ejercicio de la prostitución de una persona, agravada por el despliegue al efecto de medios típicos de abuso de situación de vulnerabilidad de la víctima, intimidación o coerción sobre la misma”.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

WhatsApp chat
A %d blogueros les gusta esto: