Otro error del Gobierno

El Gobierno de Mauricio Macri pasará a la historia impositiva argentina de la peor manera. Llevó al país a su mayor nivel de presión tributaria desde 1970 (30% sobre el PBI, según la OCDE). Creó dos impuestos propios e inexistentes antes de su llegada al poder. El primero, renta financiera, que si bien no fue la única, resultó una de las causas de la crisis desatada en abril de 2018. El segundo fueron las retenciones 2.0 que provocaron, además de la furia del campo, que exportar automóviles a Brasil ya no sea negocio. Tampoco hubo alivio en Ganancias, el impuesto al cheque y los costos laborales. Para peor, todas estas decisiones fueron tomadas vergonzantemente, con un Gobierno constante y públicamente apenado por tener que incrementar esta presión, ya insostenible al momento de llegar al poder. El Gobierno tiene ahora un nuevo opus: puso ayer en práctica un incomprensible alza en los costos de las tasas de estadística para las importaciones, que pasarán del 0,5% al 2,5%. Curiosamente, en sus 10 puntos, Macri propone insertarse en el mundo y reducir impuestos. P. 6

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

WhatsApp chat
A %d blogueros les gusta esto: