Leandro Paris fue evaluado con tecnología de avanzada en el Campus Abierto de la ULP

El doctor Adolfo Salvatierra le realizó estudios y pruebas al atleta puntano, que son los mismos que se les practican a los deportistas de elite de todo el mundo. Los resultados les brinda una herramienta elemental a los profesionales de la ULP para potenciar a Leandro, de cara a su presencia en los Panamericanos. También pasaron por el testeo de VO2 Max el triatleta Olguín y los fondistas Saravia y Amieva.

El Campus Abierto de la ULP acercó la tecnología de avanzada a las mediciones deportivas, y gracias al doctor Adolfo Salvatierra, médico y estadista deportivo, junto al técnico Jorge Morano, posibilitaron que el atleta de elite Leandro Paris, que representa a la ULP, pueda acercarse a una valoración de VO2 Max, para encontrar certezas de cara al Panamericano.

El VO2 Max también fue realizado al triatleta Facundo Olguín, y a los fondistas Fabián Saravia y Hugo Amieva, quienes lograron excelentes parámetros.

La secretaria del Campus, Juliana Menéndez, dijo que “se realizaron pruebas con atletas destacados de la Provincia, y el agrado de tener a Leandro Paris y ver su capacidad aeróbica para desarrollar el deporte. Estamos muy contentos y agradecemos al doctor Adolfo Salvatierra por venir al Campus, poner a disposición todos sus elementos y todos sus conocimientos para que esto pueda llevarse a cabo”.

Salvatierra explicó el desarrollo de las pruebas que se le realizaron a Paris: “Primero fue una evaluación metabólica y médica, que consistió en calorimetría indirecta, donde en absoluto reposo se toman parámetros para saber cuántas calorías gasta durante el descanso en su metabolismo basal. Ese consumo basal es el que le sirve al nutricionista para saber cómo está el metabolismo de un atleta”.

El médico explicó que “generalmente los atletas suelen tener un metabolismo acelerado, que gasta aún en reposo más calorías que el resto o el promedio de la población. Y en base a ese detalle buscar la cantidad de calorías, y tipo de grasa, proteínas e hidratos de carbono con el que va a balancear la dieta de este atleta”.

Luego se le hizo un electrocardiograma en reposo, para medir la actividad del corazón, una espirometría para saber su función pulmonar en reposo, y posteriormente Leandro pasó a ejercicios leves y moderados.

Salvatierra concluyó: “Habiendo visto que está todo normal, que no hay ningún problema de salud, pasamos a hacer la prueba deportiva pura, el VO2 Max o consumo máximo de oxígeno o prueba cardiopulmonar de consumo máximo de oxígeno. Comparamos la evolución deportiva que ha tenido incluso después de un parate por lesión y le damos esta información de altísimo nivel al entrenador, que sirve para medir cada uno de los detalles del entrenamiento desde ahora a los próximos dos o tres meses”.

Los profesores del Campus, Gustavo Sosa Toranzo, que está en el día a día con Leandro, y Damián Aimar, se juntaron con información de sumo valor para establecer los parámetros a seguir y dónde apuntar en el entrenamiento que desde el “Arturo Rodríguez Jurado” se sigue con Leandro.

Paris, que busca regresar a su mejor rendimiento en los 800 metros, terminó exultante: “Vengo de la lesión, sufrí el Nacional, pero esta prueba cambió el panorama, me dio una carta, un comodín, y todas las ganas y el entusiasmo de poder seguir. Los resultados me ponen muy feliz, pasé mis valores de 2017, que fue mi mejor rendimiento en el Mundial de Londres. Estoy muy contento para seguir luchando y soñando. Estoy bárbaro”.

Nota, fotos y video: Prensa ULP.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

WhatsApp chat
A %d blogueros les gusta esto: