Crece incertidumbre en tecnológicas por suspensión de ley

Empresas de la Economía del Conocimiento señalan que el crecimiento en ese segmento es a nivel global. Gobierno quiere beneficiar a las pymes.

Mientras que el Gobierno salió a reconocer que no descarta la posibilidad de modificar la Ley de Economía del Conocimiento por otro proyecto que debería aprobar el Congreso, las empresas exportadoras del sector advirtieron que la suspensión de la promoción anunciada el martes pasado “no es un buen antecedente” porque genera “incertidumbre”.

El Ministerio de Desarrollo Productivo informó oficialmente que trabaja para que “los cambios estén orientados a incrementar los beneficios para las pymes y que estén disponibles en el corto plazo”. El problema que plantea el objetivo oficial es que la Ley 27.506, que establece el régimen de promoción, no hace diferencias entre tamaño de empresas. De modo que no quedarían alternativas que enviar un proyecto modificatorio del mismo rango legal si se quiere dar mejores condiciones a las firmas más chicas.

Al respecto, Luis Galeazzi, director ejecutivo de Argencon, explicó que las compañías están en diálogo con las autoridades nacionales desde hace unas semanas y comentó que para los funcionarios “debe haber alguna diferenciación” entre empresas.

El directivo de la entidad que nuclea a firmas globales como MicrosoftAccentureGlobantTelefeFox, e IBM, explicó que “las empresas de estos segmentos se manejan en el mercado global, no son firmas que crecen para adentro de una economía”. Si bien consideró que “respetable” el concepto que impulsa Kulfas de privilegiar a las empresas de menor tamaño, aclaró que en este segmento “son las empresas de mayor tamaño las que generan más mano de obra”. A modo de ejemplo, Galeazzi indicó que “el empresario puede crear los mismos puestos de trabajo en Uruguay o México”.

El directivo de Argencon califico como “positivo” que el Gobierno haya aclarado que si bien está suspendida la reglamentación de la ley, los beneficios fiscales se mantienen para las empresas de software que venían con los incentivos de la ley anterior. No obstante, advirtió que fue una mala señal la suspensión. “Haber interrumpido genera incertidumbre”, señaló. De hecho, el impacto se sintió ayer en las acciones de Mercado Libre en Nueva York (ver página 9).

De acuerdo con Galeazzi, hasta diciembre de este año las empresas de software vinieron cobrando mensualmente el bono fiscal que les concede la ley, pero ya en enero se suspendió. “Esto genera un serio perjuicio financiero a las pymes, y por eso pedimos alguna medida para ese segmento”, explicó.

En Producción indicaron que “los beneficios de la ley no están suspendidos porque cuando se definan las modificaciones serán retroactivas al 1 de enero, de manera que no quedará ningún período sin el beneficio de la Ley”. También es intención del Gobierno mantener el amplio rango de actividades más allá del software, como plantea la Ley aprobada el año pasado.

El cimbronazo se sintió también en la Cámara de la Industria Argentina del Software, que mantiene diálogo con el equipo de Desarrollo Productivo. En las primeras horas había emitido un comunicado más orientado en la idea de privilegiar a las pymes. Pero 24 horas después en otra nota aclaró que la cámara esperan que la normativa mantenga los beneficios de la promoción para todas las empresas, sin distinción de tamaño.

La Ley de Economía del Conocimiento le concede a las empresas una tasa diferencial del Impuesto a las Ganancias del 15%, y reducción de cargas sociales para las firmas que mantienen o incrementan sus planteles, y es una de las razones por las que este tipo de firmas tuvieron crecimiento explosivo en los últimos años en el país, debido a que requieren de grandes planteles de salarios que superan la media.

Ambito.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

WhatsApp chat
A %d blogueros les gusta esto: