Aseguran que cerca de 30 locales nocturnos están en falta

Los bares y boliches no cumplían con los requisitos del rubro por el que estaban autorizados.

La Municipalidad inspeccionó 68 locales nocturnos. En un recorrido por los bares y boliches de la ciudad, el personal de Control Urbano detectó que casi la mitad no contaban con la habilitación para la actividad que desarrollaban y otros tenían el permiso vencido. Tras multarlos e intimarlos a regularizar su condición, 10 lograron tener los papeles en orden mientras que otros 20 están en trámite.

La Comuna puso en marcha los operativos luego de una reunión con el intendente Maximiliano Frontera, en la que junto a propietarios de bares y boliches, acordaron una forma de trabajo para que todos puedan desempeñar sus actividades ordenadamente bajo la categoría que corresponda.

Los inspectores municipales realizaron controles sobre la seguridad del lugar, como materiales combustibles, la reposición de extintores y luces de emergencia, cartelería, estacionamiento para ambulancias y que el lugar cumpla con la cantidad máxima de personas. Estos ítems son los que contempla la ordenanza 107 del 2006, que conforma el Código de Faltas Municipal.

El jefe del Programa Control Urbano, Elvio Sepúlveda, comentó que “cada comerciante se mostró bastante predispuesto a mejorar su condición. Por ejemplo, el dueño de uno de los lugares más populares de la ciudad se contactó e inició el trámite para tener la nueva habilitación”.

Sepúlveda señaló que durante los controles registraron varias infracciones. En algunos de los locales fue por no cumplir con el horario de cierre. También indicó que detectaron menores.

El fiscal de Faltas Municipal, Martín Guiñazú, detalló que la ordenanza 107 expresa que los propietarios que no cumplan con los horarios de apertura y cierre, o permitan el ingreso de niños y adolescentes después de la medianoche serán pasibles de multas que van de $13.540 a $67.700. Mientras que aquellos que no cuenten con la habilitación o la tengan, pero no respeten los requisitos del rubro correspondiente, la pena económica podría superar los $10.000.

El jefe del Programa Control Urbano hizo referencia a los propietarios que están en proceso de obtención del permiso, y dijo: “Que estén en trámite no significa que no están bajo la lupa, tienen un plazo de 30 días para tener todo en orden”.

Sepúlveda, insistió y recordó que “a todos los vecinos les decimos que cuando vean alguna anomalía se comuniquen al 147, que es el Sistema Único de Reclamos Municipal y lo pueden hacer de forma anónima. De esta manera nosotros podemos actuar y realizar las inspecciones correspondientes. Además hacemos los controles sorpresivos en todos los comercios”, puntualizó.

En su página oficial, la Municipalidad detalló que, hasta el momento, los negocios del centro, zona Estación y los que costean la plaza San Martín, ya renovaron sus licencias.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

WhatsApp chat
A %d blogueros les gusta esto: