Novedades en la causa

A partir de la difusión del caso, el testigo de identidad reservada dice tener miedo, por lo que ingresó en los últimos días al Programa de Protección a pedido de la fiscalía. Entre las medidas dispuestas, por sugerencia de los funcionarios judiciales, se le administró un botón anti pánico.

Mientras tanto, los imputados buscaron frenar la investigación con varios pedidos de nulidades que ya fueron rechazados por el juez Rafecas. Entre otras cosas, manifestaron sus dudas por el anonimato de la denuncia; alegaron que no había fundamentos para allanar las diferentes empresas involucradas y opinaron que hubo parcialidad del fiscal por haber participado personalmente de los operativos. Sin bien la ley no exige al titular de la fiscalía estar presente en un allanamiento, tampoco lo prohíbe. En Comodoro Py explicaron que algunos fiscales eligen concurrir si consideran que el caso lo amerita. Lo cierto es que el magistrado no hizo lugar a ninguno de estos planteos y la investigación ya se encamina a las primeras indagatorias.