San Francisco: su ex se metió a su casa y la golpeó brutalmente

El agresor tiene 25 años e ingresó al domicilio de su expareja al romper una ventana de la vivienda mientras ella dormía. El hombre fue detenido.

A las 4:20 de la madrugada, Melisa Denise Rivera se encontraba en su hogar durmiendo cuando sintió que una de sus ventanas era fuertemente violentada. Ante el susto, la joven de 22 años se levantó de su cama y al ingresar al comedor de su casa, vio que por la ventana rota ingresó su expareja, Martín Tomás Guiñazú (25) quien sin dudarlo comenzó a golpearla ferozmente.

El relato de los hechos surge de la denuncia realizada por la víctima ante la Policía de San Francisco del Monte de Oro, el lunes pasado a la madrugada, después que los efectivos ingresaron a su casa ubicada en el barrio El Barrial de esa localidad.

En la declaración, Rivera contó que no es la primera vez que sufrió agresiones por parte de Guiñazú, con quien mantuvo una relación sentimental durante dos años y que esta finalizó en enero pasado.

En el relato, la víctima señaló que el individuo en febrero interrumpió también en la vivienda y sustrajo elementos de su madre Norma Díaz, quien en esa oportunidad realizó la denuncia.

En la madrugada del 9 de marzo, vísperas a la marcha por los derechos de las mujeres, Rivera vivió en carne propia lo que las mujeres vienen denunciando desde hace años: “Basta de la violencia de género”.

La noche del conflicto, la joven recibió golpes y patadas por todo su cuerpo, y amenazas verbales por parte del agresor quien le decía que “si lo denunciaba, le iba a seguir pegando”. En un momento, cuando el hombre dejó de pegarle, pudo escapar y encerrarse en el baño. Fue en ese momento que escuchó llegar a la Policía quien detuvo a Guiñazú, y ella fue trasladada al hospital de San Francisco para su atención inmediata.

Se dio intervención a la Comisaría de Atención a la Niñez y Adolescencia y Familia de Quines, quienes labraron actuaciones complementarias caratuladas como “Averiguación por violencia de género”, y se dispuso la prohibición inmediata de acercamiento y contacto del agresor hacia la víctima.

En tanto el Juzgado de Instrucción en lo Correccional y Contravencional N°1, a cargo de Marcelo Bustamante Marone, dispuso que a Guiñazú se lo impute en la causa por “Averiguación de violación de domicilio -Daños-Lesiones y Privación ilegítima de la libertad”, por lo que quedó detenido y trasladado a San Luis, y puesto a disposición del juzgado interviniente.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

WhatsApp chat
A %d blogueros les gusta esto: