Refugiados sirios se ofrecen para hacer compras a mayores de 65 años

Es para personas adultas de La Punta que necesiten ir al supermercado o a la farmacia y no pueden salir por el coronavirus.

Siete sirios que fueron refugiados en la provincia por el Corredor Humanitario San Luis en los últimos años decidieron sumar un grano de arena para ayudar en medio de la pandemia mundial de coronavirus. Se ofrecen a hacer compras a los vecinos de La Punta mayores de 65 años y llevarles las bolsas hasta su casa.

“En total somos siete y tenemos algunos autos. Por eso si alguna persona mayor no puede salir de su casa, nosotros podemos ir al supermercado o a la farmacia y alcanzarles la mercadería. Así no se exponen al virus”, contó Madj.

Para contactar a los voluntarios hay cuatro números de celular. Aunque algunos trabajan por la mañana, la idea es coordinar para hacer las compras durante el día.

“Sabemos que es algo muy chiquito lo que hacemos, pero es una forma de agradecer a toda la gente de San Luis que se portó tan bien con nosotros”, dijo el hombre que llegó de Damasco hace más de tres años.

Madj fue uno de los primeros sirios que la provincia cobijó, a través del Corredor Humanitario, para alejarlo de la guerra y darle paz a su vida. Hoy, junto a otros seis refugiados, quieren devolver una pequeña parte del abrazo de hermandad que les dio San Luis.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

WhatsApp chat
A %d blogueros les gusta esto: