Se desvanece una hipótesis sobre la materia oscura: hallan solo el espacio vacío

Tres físicos estadounidenses pusieron a prueba la conjetura de que esa sustancia invisible está hecha de neutrinos y emite señales en rayos X.

Una revisión de datos sin procesar sobre la Vía Láctea recabados durante 20 años por el telescopio espacial de rayos X XMM-Newton ha permitido descartar una de las principales hipótesis sobre la materia oscura. Tres jóvenes físicos de EE.UU. afirman que las señales previamente registradas como provenientes de la materia oscura han estado mal interpretadas en los últimos años.

«La materia oscura puede consistir en formas previamente desconocidas de partículas subatómicas», sugieren los investigadores en un artículo publicado este 27 de marzo en la revista Science. Los neutrinos obtenidos en condiciones de laboratorio no son los mejores candidatos a ingredientes de la materia oscura, igual que el hipotético neutrino estéril, otra partícula semejante sin carga.

Los autores destacan un estudio del 2014 que relacionaba a la materia oscura con unas enigmáticas emisiones de rayos X provenientes de otras galaxias, mientras que este nuevo equipo de físicos de la Universidad de Michigan y la de California se centró en nuestra Vía Láctea. Prestó atención concretamente a «las regiones del cielo en blanco» (o sea, totalmente oscuras) para poder registrar alguna radiación similar que tuviera sus fuentes en la materia oscura que está más cerca de nosotros. Si esta consistiera de neutrinos, también nos mandaría rayos X a medida que estas partículas se descomponen, supusieron los investigadores.

«Dondequiera que miremos, debería haber un flujo de materia oscura del halo de la Vía Láctea«, explicó uno de los participantes de este análisis, Nicholas Rodd, citado por el sitio informativo de la Universidad de Michigan. «Explotamos el hecho de que vivimos en un halo de materia oscura».

Falta de pruebas

El grupo estableció un tiempo de exposición total de aproximadamente un año y sometió a prueba la hipótesis anterior, pero sin éxito. No hubo la señal esperada en los registros y el resultado del análisis se volvió inconsistente con la posibilidad de atribuir la fuente de rayos X a la materia oscura.

El coautor Benjamin Safdi asegura que este «hallazgo no significa que la materia oscura no esté hecha de neutrino estéril, pero sí que, al contrario de lo que se afirmó en 2014, hasta la fecha no hay evidencia experimental de su existencia».

Safdi comentó también a Vice que, si los neutrinos estériles se estuvieran desintegrando alrededor de nuestra galaxia, habrían dejado una huella extremadamente brillante en el conjunto de datos telescópicos, mientras que la búsqueda reveló «solo el espacio vacío».

Dos incógnitas

La mencionada conjetura del 2014 desató entre los científicos un debate sobre si la emisión registrada provenía de la materia oscura o de la materia ordinaria dentro de las galaxias en cuestión. Todavía es probable que aquellos rayos fueran de elementos específicos dentro de los gases calientes o interacciones entre el plasma caliente y las nubes de gases fríos.

No obstante, el nuevo estudio deja a los científicos con dos incógnitas por resolver: los orígenes de ese resplandor misterioso y la verdadera identidad de la materia oscura.

RT Actualidad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

WhatsApp chat
A %d blogueros les gusta esto: