Detectaron 17 casos de dengue en lo que va del año en San Luis

Cinco son autóctonos, descubiertos en la ciudad. El resto, importados de otras provincias.

La pandemia de COVID-19 pudo relegar a otras enfermedades, pero no por ello dejaron de acechar a los puntanos. Según informó el jefe del Programa Epidemiología del Ministerio de Salud de la Provincia, Rodrigo Verdugo, en lo que va del año detectaron 17 casos de dengue, de los cuales 5 son autóctonos, todos en la ciudad de San Luis (es decir que el contagio se produjo dentro de la provincia) y 12 son importados de otras zonas de circulación viral. Para controlar la propagación del vector del virus intensificaron las fumigaciones tanto a nivel provincial como municipal.

Verdugo comentó que a partir de los casos registrados hicieron fumigaciones en la zona donde vive la persona infectada y búsquedas de paciente febriles o con síntomas. «Además investigamos la zona para encontrar el caso índice, que probablemente sea una persona que salió de la provincia, volvió con síntomas y no hizo la consulta médica. Seguramente fue picada por mosquitos de la especie Aedes aegypti de nuestra ciudad y de esta manera estos mosquitos pudieron picar a otras personas», explicó.

Detalló que la única forma de transmisión conocida del dengue es a través del mosquito. «En él, el virus tiene un período de incubación de 3 a 14 días a partir de los cuales puede empezar a transmitir el virus y la persona puede desarrollar la enfermedad de 7 a 14 días después de infectada», expresó.

Agregó que en promedio el Aedes aegypti vive 10 días en las zonas urbanas y cuando se detecta un caso positivo de dengue el procedimiento para prevenir más contagios consiste en realizar un bloqueo espacial. «Se fumiga la cuadra donde está el domicilio de la persona enferma y las 8 manzanas que rodean la casa. Se hacen varios ciclos de rociado con la finalidad de eliminar cualquier mosquito que pudiese transmitir esa enfermedad», detalló.

«Lo principal es poder detectar los síntomas para recurrir al sistema de salud», dijo Verdugo. Esto es fundamental, ya que la transmisión se concreta cuando un mosquito sano pica a una persona que tiene la enfermedad y luego este pica a una persona sana.

El funcionario señaló que los síntomas más comunes son dolor de cabeza, dolor retrocular (detrás de los ojos), musculares y articulares, fiebre, náuseas, vómitos, dolor abdominal y manchitas rojas en la piel.

Además recordó las medidas de prevención, como mantener limpio el perímetro de la vivienda, descacharrar, es decir tirar el agua de cualquier recipiente. También desmalezar, porque es ahí donde sobrevive el mosquito vector.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

WhatsApp chat
A %d blogueros les gusta esto: