Procesan a un policía y a su expareja por abusos a su hija

El hombre violaba a la nena y su madre no hizo nada para detenerlo. Fue con prisión preventiva.

La jueza Virginia Palacios procesó y dictó prisión preventiva a un policía y su expareja por el delito de abuso sexual.

Al uniformado (que fue pasado a disponibilidad) lo encerraron como presunto autor de abuso sexual con acceso carnal aprovechando la convivencia preexistente en concurso con el delito de corrupción de menores doblemente agravado por tratarse de un menor de 13 años y por el vínculo.

En tanto que la madre de la nena fue considerada participe necesaria por la omisión de mantenerse al margen. Palacios consideró que la mujer sabía de los vejámenes.

Algunas declaraciones dieron la pauta de que la acusada tenía conocimiento desde hace tiempo de que su hija era abusada y no actuó para evitarlo.

Las pruebas que confirmaron el abuso pertenecen al informe realizado por la pediatra Vanina Ferroni del Cuerpo Profesional Forense del Poder Judicial, que detectó signos de acceso carnal de vieja data. En cuanto a que presenta indicadores de abuso, se incorporó la Cámara Gesell de la menor.

Por otro lado, fue importante la declaración de la abuela materna de la menor, que había puesto a la Policía en conocimiento de los abusos a partir de dichos de un hermanito de la víctima. Y también tuvo relevancia el testimonio de una maestra de la nena, que citó a la madre de la niña a la institución educativa dado que la menor había dicho que su padre la manoseaba. Esa reunión consta en un acta escolar.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

WhatsApp chat
A %d blogueros les gusta esto: