Aseguran que las ventas de GNC cayeron hasta un 90%

Dicen que es por la poca actividad que impuso la cuarentena. Las fuertes bajas se registran en todo el país.

Por la llegada de la pandemia y la consecuente cuarentena, las estaciones de servicio sienten de lleno la disminución de la actividad económica. En el caso del GNC, el presidente de la Cámara de Expendedores de Combustibles de San Luis, José Gianello, aseguró que prácticamente «no se vende» y que la caída en la demanda es muy fuerte y llega el 90 por ciento. La baja acompaña lo que ocurre con los combustibles líquidos, cuya facturación se desplomó en una proporción similar.

El encargado de turno de estaciones de servicio Del Valle GNC, Manuel Ortíz, dijo que «la venta de combustibles bajó un 80 por ciento» y que es muy notable la merma en todos los productos. Además, señaló que los sueldos hasta ahora se han pagado «en tiempo y forma» y que están trabajando con guardias reducidas de cinco días por cinco de descanso.

Las cifras que se registran en el mercado puntano para el GNC coinciden con lo que sucede a nivel nacional. Las mayores caídas para este combustible se registran en Capital Federal y Provincia de Buenos Aires, aunque la Cámara de Expendedores de GNC dice que en muchas localidades del interior del país la situación es «crítica».

Gianello, quien es dueño de una estación de servicio ubicada en el ingreso a Juana Koslay, destacó que a pesar de la caída, el expendio de combustibles en su caso se hace las 24 horas, como en tiempos normales. Sin embargo, los locales comerciales de venta de comida y otros productos permanecen con horario restringido.

“Con el personal nos manejamos con guardias mínimas para que los empleados puedan ir menos y eviten contagiarse. También tenemos nuestro grupo de riesgo que no asiste bajo ningún punto de vista. Todos cobraron el 100 por ciento de sus sueldos de marzo, pero en abril no sé qué vamos a hacer”, explicó con preocupación.

Aseguró que en su caso particular antes compraba cinco camiones de combustible por semana, pero que hoy solo es suficiente con uno. Igual aclaró que siguen cargando a quienes trabajan en el campo y a los vehículos que usa el gobierno provincial.

Juan Menchini, propietario de la Shell ubicada en Pedernera y Lafinur, coincidió en que al no haber nadie transitando por las calles, la venta es menor. “Notamos que en los combustibles hubo una merma de, por lo menos, un 80 por ciento. En estos momentos nos estamos manejando con lo que consume el Estado y lo poco que vendemos. Claramente la que menos sale es la nafta”, detalló y aclaró que la modalidad de trabajo es la misma que en el resto de las estaciones, con todas las medidas de seguridad para evitar la propagación del virus. “Para pagar los sueldos tuvimos que tomar un crédito”, explicó sobre un panorama que ve incierto.

Los empresarios no descartaron cerrar sus comercios si la cuarentena se extiende por mucho tiempo. “Nosotros no podemos sostener con recursos propios una estructura de cuarenta empleados. Si en algún momento tengo que reducir personal, lo haré. Es triste pensarlo”, dijo Menchini.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

WhatsApp chat
A %d blogueros les gusta esto: