Varados en San Luis buscan cómo regresar a sus provincias

Esperan conseguir los permisos y un ómnibus para volver a sus casas. Están hace un mes, en Merlo y en la capital.

Llegaron a San Luis antes de que se declarara el aislamiento social obligatorio y los tomó por sorpresa. Hace semanas que intentan regresar a sus casas, pero no consiguen ni los permisos para trasladarse, ni un colectivo que los lleve. A través de Facebook, encontraron a personas con el mismo problema y armaron un grupo de WhatsApp para buscar juntos una solución.

Pablo Bazanna es de Capital Federal y llegó a Merlo en octubre del año pasado por un trabajo temporario en gastronomía. Alquiló un departamento y sacó su pasaje de vuelta para el 31 de marzo. A principios de ese mes las expectativas de sus jefes habían bajado y le dijeron que esperarían hasta el fin de semana largo de carnaval para continuar la actividad. Pero el 19 todo cambió, los comercios se paralizaron por el aislamiento y a Pablo no le quedó otra que esperar a que todo pase. «Pero en el medio, antes de que declarasen la cuarentena, vino mi amiga que pensaba quedarse solo unos días. Ahora estamos los dos atrapados, sin dinero, ni idea de cuándo vamos a poder regresar», expresó Pablo.

Con su amiga Luciana del Campo comenzaron a buscar en las redes sociales cómo volver a sus casas.

«La Secretaría de Turismo de Merlo inició los permisos para poder salir de acá y consiguió un micro para trasladarnos a los que estamos varados, pero cuesta 115 mil pesos divididos entre todos los que viajamos. Nos deja en Luján, provincia de Buenos Aires, pero el problema es que no contamos con el dinero para pagar nuestro pasaje y tampoco sabemos cómo vamos a hacer para ir desde allí a Capital Federal», explicó Luciana y agregó: «La realidad es que al día de hoy no sé si va a salir o no. No hay información segura».

Además comentaron que ya no tienen dinero y la comida la están comprando con tarjeta de crédito. «Tenemos la suerte de que la persona que me alquila nos permitió quedarnos a pesar de que no le podemos pagar, pero igual necesitamos volver porque tenemos obligaciones que cumplir», sostuvo Pablo.

También en Merlo está Carla Papaianni. Ella llegó con su mamá desde Caseros, provincia de Buenos Aires, el 15 de marzo para ayudar a su hermano, que tuvo una operación. «La intención no era venir de vacaciones. Llegamos acá y nos encontramos con todo esto, y justo el fin de semana largo nos iba a venir a buscar otro familiar y no pudo por todo esto, así que nos quedamos acá», relató.

«Hay muchos casos de personas que vinieron para la misma fecha que nosotros y están en hoteles y se quedaron sin dinero porque igual tienen que pagar su alojamiento. Algunos no se pueden sumar al micro porque se quedaron sin plata. Hay muchos que tenían pasaje», explicó.

Consiguieron un micro que puede llevarlos, pero tienen que reunir 115 mil pesos para costearlo.

Aseguró que en Facebook encontraron una página que se llama Varados en el país y se contactaron con la gente que estaba también en San Luis. «La mayoría estamos en Merlo, pero hay gente que está en otras localidades de la provincia. Armamos un grupo de WhatsApp y seremos unas 30 personas, pero algunos se fueron e ingresaron otros con el mismo problema. Muchos que estaban en auto se pudieron volver con el permiso que les dio San Luis, pero los que estamos en colectivo aún no sabemos cómo vamos a hacer», manifestó Carla.

«Hasta ayer la Intendencia de Merlo nos había confirmado un micro para volver, pero les rebotaron los permisos y ahora tenemos que esperar hasta la semana que viene para ver si finalmente podemos tomarnos ese colectivo», afirmó.

En la capital puntana, Gabriela Pinelli también aguarda volver a su hogar en Junín, también en provincia de Buenos Aires. Vino a visitar a su primo, pero como tiene una discapacidad y viaja con ese pasaje, no lo pudo cambiar, porque según explicó «es más difícil ese trámite».

«Por suerte no la estoy pasando tan mal, porque estoy con familiares en San Luis, igual tengo que volver a cuidar a mi madre que es muy mayor y a pagar las cuentas, no tengo a quién pedirle que lo haga», contó.

«Hay mucha gente en ese grupo de WhatsApp que la está pasando muy mal, que está parando en hoteles y se quedó sin dinero, que no tiene sus medicamentos ni obra social, tampoco tiene ropa de abrigo. Sé que hay personas en Carpintería, en Concarán y en San Francisco del Monte de Oro también. Espero que se pueda resolver pronto», concluyó.

Los interesados pueden buscar el grupo de Facebook #VolverACasa – Argentinos varados en el país.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

WhatsApp chat
A %d blogueros les gusta esto: