Vacunas vencidas durante el gobierno de Vidal

Un manejo desastroso de la Salud Pública

El 7 de enero de este mismo año, Daniel Gollan, actual ministro de Salud de la provincia de Buenos Aires, dio a conocer un hallazgo que ya denotaba la desidia con que la gestión de María Eugenia Vidal se había manejado en términos de Salud Pública: «En un depósito de Melchor Romero había 162 mil dosis de vacunas vencidas, que estaban para desechar, sin cadena de frío», había anunciado entonces el ministro en declaraciones a la Agencia DIB.

Entre las dosis que se encontraron en aquel momento había vacunas contra la poliomielitis, la doble viral, la triple viral (sarampión, paperas y rubéola) y contra la hepatitis A y B. Al tiempo que los insumos se vencían en el depósito, varios centros vacunatorios registraban faltantes de estas mismas vacunas. En este sentido, Gollan lamentó especialmente la perdida de las vacunas de la triple viral: «mientras no se vacunaba contra el sarampión porque no había dosis, en el deposito había 162 mil vacunas sin usar», dijo y agregó que «en medio de una necesidad estaba el recurso y lo desecharon».

El hallazgo comenzó cuando las actuales autoridades de la cartera sanitaria encontraron una orden de descarte, con fecha del 26 de diciembre de 2019, de 144.229 dosis de vacunas vencidas, con pérdida de cadena de frío o inutilizadas por congelamiento. Estas dosis se encontraban en la Cámara Central de la Provincia, ubicada en la calle 174 entre 518 y 519 de la localidad de Melchor Romero, partido de La Plata. A estos insumos se le sumaron cerca de 17 mil vacunas antigripales, antipoliomielíticas y contra el sarampión vencidas o sin la correcta cadena de frío, a punto de ser descartadas.

El depósito de Melchor Romero centraliza la distribución de las vacunas a distintos centros de la provincia. De allí, las dosis se reparten en camiones con caja de frío hacia siete de las doce Regiones Sanitarias. Sin embargo, estas 162 mil dosis nunca llegaron a sus destinos y fueron descartadas sin razón aparente como residuos patogénicos. 

A partir de entonces, el Ministerio de Salud inició una auditoría en los otros cuatro depósitos con los que cuenta para comprender «por qué pasó esto en un contexto de faltante de vacunas», según explicó el ministro Gollan, quien agregó que «debemos saber qué pasó porque no debe ser una sola causa: algunas perdieron la cadena de frío y otras pueden ser dosis de determinadas vacunas, como las antigripales, que con frecuencia suelen sobrar». Al día de hoy las auditorías continúan su curso y se espera su resultado.

Pagina12

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

WhatsApp chat
A %d blogueros les gusta esto: