Créditos a tasa 0: las principales dudas y consultas de los monotributistas

Tributaristas aseguraron que muchos trabajadores privados buscan asesorarse sobre cómo acceder al beneficio, además de los interrogantes en torno al monto que podrán percibir y desde cuándo.

El crédito a tasa 0 para monotributistas y autónomos es parte del paquete de asistencia que ofrece el Estado para paliar los efectos que la cuarentena tuvo en los ingresos de los trabajadores. De todas formas, desde que se anunció su lanzamiento, se suscitaron en torno al beneficio infinidad de dudas sobre cómo iba a aplicarse, desde cuándo y quiénes podrían acceder a él. Tributaristas reconocieron que durante los últimos días, las consultas de los contribuyentes se intensificaron y que, si bien se estima que estarán disponible desde la próxima semana, todavía existen algunas lagunas de información que deben llenarse.

“El principal problema es que los clientes están mareados con los beneficios. No saben si tienen que pedir el IFE (Ingreso Familiar de Emergencia), el crédito o incluso aquellos monotributistas que también trabajan en relación de dependencia, si les van a pagar la mitad del sueldo. Es que no hay ninguna norma que explique particularmente el funcionamiento desde el punto de vista formal”, agregó por su parte Iván Sasovsky, quien señaló: “Lo que se sabe es que no se le va a habilitar a todos los monotributistas, porque va a depender de la categoría de riesgo que tiene el contribuyente en la AFIP. Lo cual es contradictorio, porque aquellos que tengan deudas no van a poder acceder al crédito”.

Otro de los aspectos que generó confusión fue la fecha de lanzamiento. En un primer momento se especuló con que estaría habilitado desde el lunes pasado, pero finalmente se confirmó que será desde la semana que viene. Sin embargo, según De Luca, este retraso no impediría que el saldo se acredite en las tarjetas de los beneficiarios en los primeros días de mayo: “Creo que los tiempos se tienen que dar, porque fue anunciado y se empezó a trabajar desde la semana pasada. El hecho de que no esté habilitado todavía, puede ser un poco adrede para que esté habilitado la semana que viene y así se acredite junto a los sueldos de abril”.

También se mencionó, en un primer momento, que los trabajadores independientes deberían solicitar el crédito directamente desde sus bancos, vía online. De hecho, según confirmaron desde distintas entidades financieras a este diario, fueron muchos los que se contactaron para consultar al respecto. Pero luego quedó claro que el trámite se realizará a través de la página de la AFIP, con la clave fiscal, y será ese organismo el que determine quién puede acceder y quién no.

Cuando el sistema esté habilitado, el usuario encontrará una solapa en la web de AFIP que dirá “créditos a tasa cero” y allí se le informará si su condición y sus parámetros coinciden para solicitar el préstamo, como así también el monto que podrá pedir según su categoría. Se le pedirá que especifique su banco, la clave de CBU y número de su tarjeta de crédito en donde se le acreditará el saldo (será en tres cuotas mensuales y consecutivas). Luego, la AFIP le informará al Banco Central para que lo valide y luego, el BCRA será quien le comunique a los bancos para que sepan cuáles son los montos a otorgar. Las entidades tendrán un máximo de 48 horas para hacer la operación y no podrán rechazarla. Será un saldo a favor en la tarjeta de crédito del usuario, que desde octubre deberá comenzar a cancelarlo en doce cuotas sin interés.

Programa ATP

Otro de los instrumentos que lanzó el Gobierno fue la ayuda a las empresas para pagar la mitad de los sueldos de abril, dentro del Programa de Emergencia de Asistencia al Trabajo (ATP), al cual accedieron unas 180.000 firmas y que alcanzaría a más de 1.600.000 trabajadores privados. Sin embargo, según reconocieron fuentes oficiales el lunes, sólo un tercio de las compañías había completado los datos. El plazo para completar la información, aclararon los tributaristas, vence hoy.

Sobre ese beneficio, admitió De Luca, también hubo algunos contratiempos. “Cuando fuimos al sistema, después de la circular de la Jefatura de Gabinete, quedaron un montón de empresas afuera. Un motivo fue que muchas figuraban en la AFIP con una actividad principal que en realidad era otra, es decir que la tenía mal registrada. Era un error mínimo, pero que por eso fueron rechazadas”, sostuvo el tributarista, quien agregó: “Otro punto que nos pasó en varias empresas es que, al tomarse la facturación desde el 12 de marzo –cuando la cuarentena arrancó el 20- y como la facturación está atada al dólar, al compararla con la del año anterior, en pesos, no se evidenciaba una caída tan marcada, producto de la devaluación y la inflación. Entonces, esas empresas quedaron afuera”.

Ambito.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

WhatsApp chat
A %d blogueros les gusta esto: