Los técnicos de audio y tv volvieron a tener pantalla

Ante la imposibilidad actual de renovar los electrodomésticos, los puntanos decidieron refaccionar sus aparatos, antes de salir a comprar nuevos.


Como parte de la reactivación económica, respetando los protocolos de seguridad y las medidas sanitarias, la flexibilización comercial de más tiendas y rubros profesionales hizo que los técnicos electrónicos vuelvan a entrar en acción. Y en el recorrido que realizó El Diario de la República, varios aseguraron que nunca dejaron de estar activos.

Aunque las casas de electrodomésticos se adecuaron al quehacer diario, con atractivas cuotas y planes para gestionar los pagos, el estreno en casa de televisores y equipos de audio bajó en la lista de prioridades de las familias sanluiseñas, y los entrañables técnicos celebran la actividad en la reparación de variados tevés como los Led, Lcd, Plasma, Smart Tv, y algún que otro de pantalla tubo.

Los profesionales tienen sus capacitaciones a cuestas y se actualizan mediante tutoriales, el oráculo tecnológico para saber cómo tratar a los nuevos circuitos.

“Este virus nos ha cambiado económica y socialmente”, dijo José Ripepi del Taller Delta Electrónica, quien notó que en esta situación los paradigmas son otros. “Se está viendo que la gente mueve los televisores viejos. Hay muchos talleres que no los hacen por falta de materiales, y también falta gente porque se va renovando el mercado y no somos tantos los que trabajamos independientes”, agregó el especialista, rodeado de una trinchera de monitores de viejas épocas, cuyas pantallas volvieron a brillar en el espacio de Belgrano 1448.
Ripepi abrió el local hace dos semanas (para volver a trabajar) pero su trayectoria supera las cuatro décadas.

“Con los televisores nuevos, mucho en la reparación es un trabajo de robot” dijo Víctor de Electrónica Total, y para él, es más fácil comprar un tv viejo sin uso, para desguazarlo y suplir las piezas. “El movimiento es crítico, pero laburo con clientela que ya tengo”, precisó el “técnico racinstone”, ya que en su oficina de Junín 1595 en invierno repara televisores y radios, y en verano cambia el rubro a equipos de refrigeración, aires acondicionados y lavarropas.

“Es bastante complicado con un televisor Led porque los repuestos son carísimos, hay plantillas que no se consiguen o tienen el valor de un televisor nuevo”, explicó Víctor, amparado en un arsenal de artículos necesarios para el recambio.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

WhatsApp chat
A %d blogueros les gusta esto: