El Ministerio de Producción entregó una pareja de porcinos a un pequeño productor de Nogolí

Son ejemplares de raza que mejorarán la genética de la piara del productor Guillermo Alejandro Pérez. Además, los técnicos le tomaron muestras a 12 porcinos de su campo para el análisis de brucelosis y Aujeszky. El titular de la cartera productiva, Juan Lavandeira, participó de la actividad.

“Es una ayuda fundamental, si tuviera que hacerlo con plata, me saldría mucho”, expresó con emoción Guillermo Alejandro Pérez, luego de recibir dos beneficios del Gobierno de San Luis para su pequeño campo.

Este lunes, el pequeño productor, que vive hace casi 20 años con su mujer Claudia y su hija Ángela, en el campo que heredó de su padre llamado “El Cebollar”, recibió la visita del ministro de Producción, Juan Lavandeira, y el equipo del Programa Producción Agropecuaria y Arraigo Rural.

“En la primera actividad hicimos el sangrado de 12 animales porcinos con el fin de mandar las muestras a analizar al Laboratorio del Campo para descartar que los animales tengan brucelosis y aujeszky, y poder mantener el estatus sanitario de la provincia”, explicó Juan Manuel Celi Preti, jefe del Subprograma Producción y Genética Animal. Y, agregó: “De esta forma terminamos con la sanidad de este establecimiento ya que antes de la pandemia habíamos comenzado con la parte caprina”.

Además, Celi Preti que es médico veterinario, comentó la segunda actividad que realizaron: “Aprovechamos el viaje y le hicimos entrega de material genético, una pareja de animales porcinos de raza pura, Yorkshire. Estos animales viene del Módulo Genético de Sol Puntano y con esta calidad de animal esperamos que mejore la calidad de sus producción”.

Guillermo, luego de ver bajar a los animales y entrar a su nuevo lugar, declaró con alegría: “Me vienen muy bien los animales, el padrillo lo necesitaba porque el que tengo esta bajando el nivel de productividad”.

Por último, Claudia, su esposa, también expresó su emoción: “Para nosotros esta ayuda del Gobierno de San Luis significa progreso, ya que nos ayuda a mantener la sanidad animal de nuestro campo”.

La familia en el campo posee diversos animales y viven directamente de esta actividad. Crían cabras, chanchos, chivos y hacen dulces y quesos que venden en diferentes localidades como Villa de la Quebrada y Nogolí. Además, tienen sus propios clientes que se acercan al campo a comprarles.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

WhatsApp chat
A %d blogueros les gusta esto: