Cárcel para el acusado de balear a un vecino del barrio República

Para el magistrado, hay indicios de que Carlos Torres es responsable de un homicidio en grado de tentativa.

A pesar de los esfuerzos que la defensa hizo para poder despegarlo de la acusación, Carlos Torres continuará detenido, pero desde este sábado en el Servicio Penitenciario Provincial. El joven se había puesto a disposición de la jueza Penal 3 de San Luis, Virginia Palacios, a sabiendas de que había sido señalado como sospechoso de haberle dado un disparo en el tórax a un vecino del barrio República, Néstor Britos. Luego de que quedó arrestado, la magistrada dispuso que se llevaran adelante varias medidas de prueba. Y el viernes a la noche, el juez que subroga a Palacios, Marcos Flores Leyes, lo procesó con prisión preventiva.

 

El sábado a la mañana, Torres, de 31 años, fue trasladado a la Penitenciaría, confirmó el oficial principal Claudio Bustos, de la oficina judicial de la Comisaría 4ª, a cargo de las actuaciones. Detalló que fue procesado por “Homicidio simple agravado por el uso de arma de fuego en grado de tentativa”.

 

Torres se entregó el lunes 29 acompañado por el abogado Héctor Zavala Agüero. Al día siguiente, fue indagado por la jueza Palacios, y en esa instancia se abstuvo de declarar. Cuatro días antes, es decir, el viernes 26, hubo un altercado, con balas en el medio, en el barrio situado en el extremo oeste de la capital. Fue, según indicaron los investigadores, frente a la casa 3 de la parcela cero. Allí reside el sindicado.

 

Al respecto de lo que sucedió, desde el inicio hubo versiones encontradas. Los allegados a Britos refirieron que él pasaba por allí junto a conocidos, buscando un kiosco para comprar bebidas, cuando Torres, desde una ventana de su casa, sacó la mano y efectuó disparos, impactando uno de los proyectiles en el torso de Britos, de 28 años. El arma usada sería un revólver calibre 22 corto. Pero los instructores de la causa no pudieron secuestrar un elemento de ese tipo.

Por su parte, el defensor del imputado aseguró que en verdad, fueron Britos y aquellos que estaban con él quienes comenzaron el problema arrojando piedras contra la casa de su cliente y causaron daños sin que hubiera una provocación previa. Según Zavala Agüero, los tiros fueron efectuados desde la calle, por una persona que iba junto a otra en una moto blanca.

 

Durante la prórroga de la detención que solicitó, y con vistas a probar esta versión, el defensor le solicitó a la jueza Palacios que se concretaran algunas medidas, como la toma de testimonios y también una inspección ocular en el lugar de los hechos, que se practicó el pasado martes 7.

 

Contó que ese día se pudieron tomar fotos de un impacto en la abertura de la casa de Torres. Presumió que puede corresponder al golpe causado al lanzar una piedra o trozo de ladrillo, e indicó que vieron otras improntas en las propiedades vecinas, que son de familiares del arrestado. “También hay una vivienda incendiada de forma íntegra, que es de un cuñado de Torres, y la de él también fue prendida fuego”, aunque el fuego no la tomó por completo, contó. Dijo que después del altercado, allegados a Britos las quemaron.

 

El principal Bustos informó que el herido fue dado de alta esta semana. A pesar de la gravedad de la lesión —inicialmente estuvo en Terapia Intensiva, en estado crítico—, tuvo una recuperación que ha generado asombro. Según los comentarios que le han llegado a los policías, Britos no regresó al barrio República.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

WhatsApp chat
A %d blogueros les gusta esto: