El bar clausurado deberá regularizar el estado de su local para reabrir

El representante legal del Municipio de Villa Mercedes señaló que la multa provincial no impide que le otorguen la habilitación.

La Municipalidad de Villa Mercedes y el bar Mapa llegaron a un acuerdo en la audiencia conciliatoria. El empresario manifestó haber hecho una presentación equivocada ante la Justicia. Luego de que el pub realice y corrija las vistas bromatológicas que figuran en las actas labradas por la Comuna podrá reabrir sus puertas respetando los protocolos vigentes para prevenir el contagio del coronavirus.

 

Este martes en el Juzgado Correccional y Contravencional N° 1 de la Segunda Circunscripción, los representantes participaron de la segunda instancia del encuentro, luego de que el lunes pasaran a un cuarto intermedio.

 

Las partes llegaron a un acuerdo y el propietario del local de la calle Tucumán N° 66 reconoció haber cometido las infracciones por incumplimiento del distanciamiento social obligatorio, por aglomeramiento de personas en un mismo espacio y funcionar como boliche bailable, por las que la Comuna realizó la clausura preventiva el 12 de junio. Asimismo, aceptó que la presentación realizada ante la Justicia no era la adecuada para proceder.

 

“El Municipio se comprometió de inmediato a labrar un acta para levantar el cierre. Sin embargo,  Mapa deberá respetar de manera estricta los protocolos que establece el Comité de Crisis de la Provincia y los recaudos necesarios requeridos por el área sanitaria local”, explicó el juez Santiago Ortiz.

El asesor letrado del Municipio, Mauro Sabatini, comentó que pudieron darle un cierre al conflicto tal como lo esperaban. “El lunes seguimos en contacto y conversando con el abogado Roberto Pereira para ver cómo íbamos a avanzar con las condiciones. No fue algo muy extenso porque teníamos claro cuáles eran los puntos a solucionar”, dijo.

 

Además mencionó que dejaron asentado que el pub tiene conocimiento que desde la Unidad de Juzgamiento de San Luis hay una sanción de 700 mil pesos aproximadamente que debe abonar. “Sin embargo, por nuestra parte no es una traba para una posible reapertura, porque la multa no está ligada al Municipio. De todos modos, se comprometieron a regirse por los protocolos y a corregir las vistas realizadas por los inspectores que constan en las actas”, aseguró.

 

Por el momento, esto permitirá que puedan ingresar a poner en condiciones el espacio. “Esto no quiere decir que esté habilitado para abrir sus puertas al público. El titular va a cumplimentar los requerimientos y posteriormente si cumple, recién ahí podrá hacerlo”, indicó.

 

En cuanto a las sanciones por las faltas sanitarias, el dueño tiene un plazo para regularizarlas. De lo contrario, el Tribunal de Faltas definirá la multa.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

WhatsApp chat
A %d blogueros les gusta esto: