Consumo en cuarentena: ventas en súper crecieron 5% en mayo, pero se desplomaron 95% en shoppings

Con cuarentena en muchos centros urbanos del país para prevenir los contagios de Covid-19, el consumo de productos de primera necesidad se mantuvo relativamente estable, a la vez que se produjo una fuerte caída en aquellos considerados «no esenciales».

Las ventas en supermercados a precios constantes (sin tener en cuenta el efecto de la inflación) crecieron un 5,1% en mayo, respecto a igual mes del año pasado, pero la facturación de los shoppings se desplomó un 95,6%, según lo informado este jueves por el INDEC. Con cuarentena en muchos centros urbanos del país para prevenir los contagios de Covid-19, el consumo de alimentos y de productos para el hogar se sostuvo en niveles redituables, a la vez que siguió paralizado el consumo en actividades consideradas «no esenciales».

Según el relevamiento del INDEC, los supermercados facturaron un total de $78.682,5 millones, lo cual representó una suba del 54,8% interanual a precios corrientes, una cifra que se ubicó por encima de la inflación general del período. Por su parte, los grandes centros de compra registraron ventas a precios corrientes por apenas $846,9 millones, un 93,1% debajo de lo observado en mayo de 2019.

De manera similar a lo verificado en abril, las operaciones a través de los canales online en supermercados tuvieron un gran salto, del 276,2%, aunque todavía representan apenas el 4,6% del total de transacciones realizadas.

Paralelamente, las tarjetas de crédito fueron el medio de pago más utilizado y volvieron a ganar participación sobre el total de operaciones, a partir de un ascenso del 65,5% en las ventas efectuadas con este instrumento.

En cuanto a la segmentación por rubros, los aumentos interanuales más significativos a precios corrientes fueron exhibidos en productos electrónicos y artículos para el hogar (129,5%), verdulería y frutería (81,6%) y productos de almacén (58,9%). Entre los tres representaron casi el 40% de las ventas totales en supermercados.

A nivel regional se pudo ver que el consumo trepó significativamente en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) y en provincias como Jujuy, Salta, San Juan y Entre Rios. Por el contrario, las subas más bajas se registraron en La Rioja, Tierra del Fuego y Santa Fe.

Respecto a los shoppings, en mayo se mantuvo la paralización casi absoluta en algunos rubros, como diversión y esparcimiento, y juguetería.

En el AMBA, región con la cuarentena más estricta, también hubo cierres totales en los negocios vinculados con la vestimenta. Las ventas en esta zona se concentraron, fundamentalmente, en los rubros de alimentos y de perfumería y farmacia, considerados «esenciales» en el marco de la pandemia. Mientras tanto, en el norte del país se verificaron las menores pérdidas relativas.

Ambito.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

WhatsApp chat
A %d blogueros les gusta esto: