La UNSL creó una aplicación para facilitar la trazabilidad

Permite escanear el código de barras del DNI. Está disponible para las entidades que quieran obtenerla.

Además de llevar el tapabocas colocado y poner las manos para que alguien se las rocíe con alcohol, quien entra a una oficina o un comercio debe tomar la lapicera que han usado otros y escribir sus datos en el cuaderno donde también pusieron los suyos las personas que entraron antes. Es una exigencia fundamental para hacer la trazabilidad de los contagiados de coronavirus, pero a la vez puede resultar en un foco de contagio. Por eso en la Universidad Nacional de San Luis (UNSL) desarrollaron una aplicación que permite evitar esa manipulación comunitaria de objetos y disminuir los contactos.

 

Esa no es la única ventaja que tiene la app en comparación con la anotación en cuadernos. “El inconveniente que tienen las planillas de papel es que se pierden o algunas personas no realizan la trazabilidad como lo deberían hacer u otros las llenan con datos que no son verdaderos”, señaló el rector de la UNSL, Víctor Moriñigo. Con el medio tecnológico, la trazabilidad se vuelve un trabajo más ágil, seguro y confiable, dijo.

El método desarrollado por los especialistas de la universidad permite leer los datos del Documento de Identidad, tomándolos del código de barras que está debajo de la foto. Esa lectura arroja fecha, hora, domicilio y el número de DNI. Y la app indica desde qué teléfono el comerciante u organismo envía esa información.

 

 

La universidad va a capacitar al personal de los comercios o entidades que la usen.

El rector de la UNSL aseguró que la app está a disposición para todas las municipalidades y ministerios que la quieran incorporar.

La aplicación fue presentada en la sede de la Facultad de Turismo y Urbanismo (FTU), en Villa de Merlo, y participó el intendente de esa ciudad, Juan Álvarez Pinto. “Al lanzamiento lo realizamos con la Municipalidad de la Villa de Merlo, porque su intendente fue el primero que la solicitó. La idea es que después capacitemos a las personas de los comercios o establecimientos que la utilizarán”, dijo Moriñigo.

 

Una vez que los organismos públicos dispongan de la aplicación, ellos mismos podrán disponer su uso en otras entidades.

 

Moriñigo indicó que “la idea es que quienes utilicen la herramienta envíen la información dos veces al día, a las 12 y a las 20, para que se realice un gran centro de cómputos y se tenga toda la trazabilidad de todos los ingresos a los locales”.

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

WhatsApp chat
A %d blogueros les gusta esto: