Los nuevos barrios de San Luis ya están casi totalmente habitados

En la Secretaría de Vivienda afirman que el 80% de los inmuebles se ocuparon el día de la entrega de llaves.

Los nuevos barrios del norte y sur de la ciudad ya muestran una intensa actividad. Grupos de WhatsApp para comunicarse; horarios coordinados para vigilar los inmuebles; aquel que posee vehículo lo pone a disposición para realizar compras; niños y niñas jugando las veredas y las calles; fletes con muebles de aquellas familias que esperaron hasta este fin de semana para terminar la mudanza e incluso vendedores ambulantes son las postales que arrojó un recorrido realizado por El Diario de la República en las 608 viviendas  entregadas por el gobierno puntano en el norte y sur de la capital provincial.

 

Yésica Domínguez, mamá de Maia, Dominic y Britani, se quedó en su casa ya desde el martes, el mismo día en el que le entregaron la llave. “Trajimos la heladera, la cama y el lavarropas. No lo podía creer; esperé tanto tiempo por esto. Me inscribí en la época de (Enrique) Ponce, para las casas que se iban a hacer en Granja La Amalia. Pagué muchas cuotas, pero nunca nos dijeron nada”, manifestó y continuó: “Cuando entró el Gobernador en el año 2015, abrió las inscripciones. Me anoté y desde ese momento soñaba con la casa propia”. Sus tres hijos se adaptaron de inmediato al barrio y ya tienen nuevos amigos con los que juegan a la pelota.

 

Con la llegada de los nuevos residentes, la actividad comercial también ganó terreno. Tal es así, que ya se abrieron en las mismas casas varias despensas y verdulerías. Otros, con oficio de buen comerciante, recorren los dos nuevos barrios ofreciendo artículos de limpieza, trapos de piso, escobas y lampazos. “Es una oportunidad para vender lo que la gente necesita. Además también le hacemos el servicio a los vecinos para que no se tengan que trasladar”, dijo José mientras empujaba su carro cargado de elementos de limpieza.

Una vecina de la manzana 248 del barrio inaugurado en la zona norte  terminó de realizar la mudanza durante este fin de semana. “El mismo día que nos dieron la casa ya nos quedamos acá, con un colchón tirado en el suelo, pero con una alegría enorme por poder tener una casa que les va quedar a nuestros hijos el día que nosotros ya no estemos”, aseguró  Silvia Ramírez. Y continuó: «Estoy súper agradecida al Gobernador.Hermosa la casa. El comedor es enorme, no lo puedo creer”.

 

Los vecinos se han organizado y crearon grupos de WhatsApp para avisarse cuando uno de los inmuebles queda vacío, ya sea debido a que sus dueños se han ido a trabajar o todavía no han podido mudarse. “Hay algunos vecinos que todavía no se pueden cambiar a la casa nueva, porque tienen contrato en otro lado o porque no han tenido tiempo por su trabajo. A ellos les cuidamos la casa mientras no están. Somos un buen grupo, desde el primer día estamos ayudándonos en lo que se necesita”, explicó.

A favor de los vulnerables

 

En la Secretaría de Vivienda de San Luis confirmaron que el 80 por ciento de las unidades habitacionales entregadas en las zonas norte y sur de la capital provincial  se encuentran habitadas desde el día en el que se realizó la adjudicación de los inmuebles. Aseguraron que el resto aún no han sido ocupadas porque sus adjudicatarios tienen compromisos contractuales previos y todavía no están en   condiciones de poder concretar la mudanza.

Las más de mil viviendas entregadas en toda la provincia alcanzaron a las siguientes localidades:  Zanjitas, Alto Pencoso, Villa de la Quebrada, La Calera, Luján, Candelaria, Villa Mercedes, y ciudad de San Luis. Adelantaron que las próximas adjudicaciones serán en Saladillo, La Toma, Batavia y Nueva Galia.

 

En la Comuna indicaron que ya desde el martes pasado, día en que se adjudicaron las viviendas en las zonas norte y sur de la capital provincial, comenzó a funcionar la recolección de residuos. Además indicaron que se analiza  el recorrido para el transporte urbano de pasajeros.

En las unidades habitacionales, según lo relevado por la Secretaría, se alojan actualmente 5.233 personas. De estas, 401 son madres solteras; en 139 familias tienen al menos un integrante  que acredita alguna limitación física o intelectual. Además, 31 mujeres víctimas de violencia de género han sido adjudicadas por el Estado puntano con una vivienda social, logrando de esta manera alejarse del entorno donde se padecía la agresión o las amenazas. Señalaron que de las 5.233 personas que habitan en las nuevas viviendas, 3.370 son menores de edad. Esto implica que un 64,5 por ciento de los ocupantes de los nuevos barrios son niños y adolescentes.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

WhatsApp chat
A %d blogueros les gusta esto: