Vacuna contra el Covid-19: ¿qué dice el contrato que deben firmar los voluntarios argentinos?

Desde embarazos defectuosos, síntomas graves de coronavirus, hasta utilización de estudios para otras pruebas en el futuro, son algunos de los puntos que detalla el documento de 29 páginas.

Poco se conoce del Covid-19, un virus que rápidamente se convirtió en una pandemia y puso en stand by al mundo por completo. Y mientras los laboratorios internacionales y toda la industria farmacéutica se avoca en desarrollar la vacuna contra el coronavirus, hay miles de personas que deciden ponerle el cuerpo y ser parte de esas pruebas. En Argentina Pfizer junto a BioNtech vienen desarrollando los ensayos de su potencial vacuna desde principio de agosto. Según pudo acceder este diario al contrato de consentimiento que la compañía estadounidense hace firmar a sus voluntarios, las medidas de seguridad son muy estrictas y los riesgos, ante lo desconocido, podrían ser muy severos.

Desde fetos con mal formaciones, en caso de que se produzca un embarazo durante los 26 meses que se desarrollan los estudios o 6 meses posteriores, hasta riesgos en la salud en caso de contraer la enfermedad en medio del tratamiento, son algunos de los puntos que se destacan. “Para algunas otras vacunas probadas en animales contra virus similares, se ha informado que la enfermedad fue más grave en los animales que recibieron la vacuna que en aquellos que no. Hasta ahora, esto no se ha observado en vacunas contra la Covid-19, pero por el momento, no sabemos si las vacunas del estudio podrían hacer más grave una enfermedad por Covid-19 luego de su aplicación”, resalta el contrato de consentimiento al que accedió este diario.

Aquellas mujeres, en edad fértil, deben someterse a algunos estudios complementarios para descartar el embarazo. Pero puede ocurrir, que a pesar de los métodos anticonceptivos –que recomiendan los médicos de Pfizer, ocurra un embarazo. “El patrocinador no pagará la atención obstétrica ni el nacimiento del niño, pero en caso de que el niño sufra algún daño relacionado con el fármaco de estudio, el patrocinador pagará los gastos derivados de esta”, resalta el contrato.

“Si usted o su pareja queda embarazada durante el estudio o hasta 6 meses después de la última inyección del estudio, debe informárselo al medio de inmediato… El médico del estudio le preguntará si usted o su pareja o el médico a cargo del embarazo están dispuestos a brindar actualizaciones sobre la evolución y el desenlace del mismo”, agrega.

Aquellos que se sometieron a los ensayos están preparados para tener los síntomas de la enfermedad, aunque en la mayoría de los casos puede no ocurrir. “Debe acudir al médico si tiene síntomas de Covid. Esto no reemplaza su atención médica de rutina. Si normalmente, cuando siente un malestar como este consulta a un proveedor de atención médica, comuníquese con su proveedor habitual y también el médico del estudio”, indica el contrato que resalta como síntomas: fiebre, aparición o aumento de la tos, aparición o aumento de la falta de aire, escalofríos, aparición o aumento de dolor muscular, perdida del gusto y olfato, dolor de garganta, diarrea y vómitos.

En todo momento el laboratorio que lleva adelante las pruebas aclara que ninguno de los voluntarios tendrá un rédito, ni económico ni a través de productos de la firma. Mientras que remarca que los datos de las personas que se vacunaron –serán cerca de 5 mil en la Argentina- se mantendrán en el anonimato. “El médico del estudio almacenará toda la información personal recopilada sobre usted durante el estudio. Sus registros médicos que incluyen información que lo identifica directamente pueden ser cargados en un sistema seguro que cumple con los requisitos de integridad técnica y seguridad para que BioNtech/Pfizer y o los representantes puedan revisar y verificar los datos. La carga del registro será temporal y se eliminará”, sobresale.

Ahora bien, la información de cada persona será suplantada por códigos compuestos por números y letras. “Las muestras de sangre seguirán siendo propiedad de BioNtech/Pfizer y se podrán compartir con otros investigadores siempre y cuando se mantenga la confidencialidad… No se le informará sobre las pruebas adicionales ni recibirá los resultados de ninguna de esas pruebas”, concluye.

Puede ocurrir que, en medio de las pruebas, que tienen una duración de hasta 26 meses, los voluntarios decidan abandonar el estudio. “Si decide dejar de participar de este estudio, debe notificarlo al médico del estudio, quien le explicará que otros procedimientos o discusiones se llevarán a cabo”. “A veces el médico de BioNtech/Pfixer podrán decir retirarlo del estudio (incluso si usted no está de acuerdo)” agrega el contrato do consentimiento que cuenta con 29 páginas y que cada voluntario debe firmar antes de que se le aplique la posible vacuna contra el coronavirus.

Vacuna contra el Covid-19_ ¿qué dice el contrato que deben firmar los voluntarios argentinos_ _ Contrato, Vacuna, Pfizer, Biontech, Covid-19

Ambito.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

WhatsApp chat
A %d blogueros les gusta esto: