Veinte años para la casa propia

El acceso a la vivienda en la Ciudad de Buenos Aires

Es el tiempo de ahorro para comprar un departamento de 30 metros cuadrados. El precio del metro en Capital roza los ocho sueldos completos.

Una persona necesita al menos 20 años para poder comprar un departamento de 30 metros cuadrados en la Ciudad de Buenos Aires. Requiere 8 sueldos completos para acceder a un metro cuadrado. La brecha entre el sueldo y el metro se amplió sostenidamente en la última década. En la composición de tenencia de viviendas, la cantidad de propietarios cayó del 65 al 54 por ciento entre 2003 y 2019. En el mismo período, los inquilinos pasaron del 24 al 35 por ciento. Así se desprende de un informe realizado por el consultor inmobiliario Daniel Bryn.

En los años noventa, con la economía dolarizada, la evolución del metro cuadrado y la variación salarial se movían casi a la par. A partir de 2002, la brecha comenzó a ampliarse. Alcanzó un mínimo en 2007 y a partir del 2017 comenzó a ampliarse hasta alcanzar el máximo de 533 por ciento en 2020. Un mes de sueldo equivale a 418 dólares, contra los 2655 de un metro cuadrado (según Zonaprop). El salario utilizado en el informe es el de la remuneración imponible promedio de los trabajadores estables (Ripte), medida al dólar contado con liquidación.

La diferencia entre la evolución del salario y del metro cuadrado se amplió por dos motivos. Por un lado, porque el metro cuadrado está dolarizado (pese a que se estima que el 30 por ciento de los costos son en dólares). Además, con el lanzamiento de los créditos hipotecarios UVA también se registró un incremento desde 2017, por la “mayor cantidad de demanda”, explicó Bryn en diálogo con este diario. Mientras que en julio de este año hubo tan solo 573 escrituras, en 2017 se registraron 7800 en la Ciudad de Buenos Aires. Por el lado del salario, las subas no acompañaron las fuertes devaluaciones que comenzaron en 2018.

Para analizar cuántos sueldos necesita una persona para acceder a un metro cuadrado, el consultor inmobiliario plantea algunos supuestos. Pone como ejemplo el salario de un empleado administrativo con 5 años de antigüedad, de 43.800 pesos (según la escala salarial vigente de los empleados de comercio). Para acceder a un metro cuadrado, de 2655 dólares, necesita 8,2 meses. Asumiendo que las condiciones se mantienen y que la persona destina el 100 por ciento de su salario en el ahorro, necesita 20 años y medio para acceder a un departamento de 30 metros cuadrados.

Por supuesto que detrás del informe hay diversos supuestos. Pero se trata de un trabajo que muestra la dificultad de una persona de acceder a una vivienda propia. Sumado al salario que se requiere para ingresar a un crédito hipotecario tradicional. En los últimos años, la opción que promovió el gobierno de Cambiemos fueron los créditos hipotecarios UVA, que se actualizan por inflación y permitían entrar con un sueldo y una cuota mucho menor a los tradicionales.

En una teleconferencia con periodistas, la ministra de Desarrollo Territorial, María Eugenia Bielsa, aseguró que la UVA “no es buena o mala en sí misma”. Pero explicó que el instrumento no funcionó porque “la inflación se descontroló”. De hecho, entre 2018 y 2019 se registró la inflación más alta desde 1991 y los 105 mil hipotecados califican el crédito como “usurero” debido al fuerte aumento en las cuotas y en el monto adeudado. En tanto, esta semana se abrirá la inscripción a los créditos hipotecarios del plan Procrear, donde la tasa se actualizará según la variación salarial.

¿Mejora?

La cantidad de sueldos necesarios para acceder a un metro cuadrado cambia todos los años, debido a las variaciones en dólar y en los salarios. ¿Puede mejorar la actual situación? Bryn se mostró optimista. Por un lado, consideró que en los próximos años habrá una recomposición salarial. “Si el metro cuadrado baja y el sueldo se revaloriza, la ecuación se va a volver más razonable”, anticipó. Sobre todo pone el foco en la baja en los precios que tendrán las propiedades.

 

Por un lado, porque los costos en pesos de la construcción se abarataron en dólares. Según un informe realizado por el Ministerio de Desarrollo Productivo, en los últimos tres años, el precio del ladrillo cayó 45 por ciento en dólares. “Una unidad a estrenar podría llegar a costar menos que una con 15 años de antigüedad. El usado no va a poder venderlo y va a forzar la baja de su precio”, anticipó Bryn. De todos modos, explicó que esto depende de la necesidad de cada persona. Actualmente, hay alrededor de 90 mil departamentos publicados y el nivel de escrituras está en mínimos históricos. “Es el doble a lo que suele haber, es un récord, y ese exceso de oferta va a tender a bajar un poco los precios”, aseguró Bryn. De todos modos, calificó al mercado inmobiliario como de “reacción lenta”.

Pagina12

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

WhatsApp chat
A %d blogueros les gusta esto: