COVID-19: en siete días entra en vigencia el protocolo para taxis

Así lo confirmó la Comuna. Deberá existir una división entre el espacio del chofer y el de los pasajeros.

Con el fin de establecer pautas de higiene y de prevención que contribuyan a minimizar la propagación de la COVID-19, el Concejo Deliberante, la Municipalidad capitalina, la Asociación de Titulares de Taxis (ATT) y el gremio de los choferes acordaron un protocolo sanitario que deberán cumplir a partir de la semana que viene. Entre los requisitos, los taxis deberán tener una división entre el chofer y el pasajero que puede ser un plástico transparente. También tendrán que registrar la trazabilidad y contar con elementos sanitizantes. Aseguran que si bien algunos de los puntos ya se estaban aplicando, el documento le da un marco legal para su total instrumentación.

La presidenta de la Comisión de Transporte y concejala por el bloque Frente Justicialista de Todos (FJT), Julieta Ponce, contó que el entendimiento se concretó el lunes a través de la plataforma Zoom. «Este protocolo ya lo veníamos confeccionando dentro de la comisión y empezamos a dialogar con los distintos sectores donde están agrupados los trabajadores del servicio de taxi y con la Municipalidad para que el documento se ajuste a las posibilidades de control que tiene la Comuna. Luego de algunas reuniones con el resto de los concejales de los otros bloques pudimos lograr el instrumento final», manifestó.
Explicó que como en el Concejo Deliberante están suspendidas las sesiones de manera momentánea por el caso positivo de coronavirus que hubo hace una semana, el documento fue enviado al Municipio para que sea emitido por resolución. Este trámite saldría hoy y «tendrá siete días para que se establezca y se inicien los controles en las calles», así lo confirmó ayer el secretario de Seguridad Ciudadana, Facundo García, a El Diario.

El funcionario aseguró también que los inspectores del área de Tránsito serán quienes controlen que se cumpla el protocolo y dijo que mantendrán una reunión «con la Policía de la provincia y con la Federal para que conozcan esta resolución».

El presidente de la ATT, Jorge Fernández, comentó que si bien ellos ya implementaban algunas de las medidas que quedaron establecidas en el protocolo, ahora tendrán que cumplir con «la trazabilidad, que era algo que no hacíamos».

«Otra cosa que necesitábamos estipular era cuántos pasajeros se pueden llevar en las Fases 1 y 2; ahora quedó en hasta dos. También debemos brindar algún elemento sanitizante, como alcohol en gel. Y la división, que algunos colegas ya la habían hecho», dijo y agregó: «Estamos conformes, ya veníamos trabajando y esto les llega a todos los taxistas».

El protocolo indica, además, que si el chofer del auto tiene síntomas de coronavirus deberá comunicarse al 107. Todos los ocupantes del vehículo deben ir con tapabocas y antes de comenzar el viaje se tendrá que registrar los datos de los pasajeros en una planilla. Además, el chofer del vehículo deberá higienizar permanentemente sus manos y procurar mantener ventilado y desinfectando el auto. También establece que la cantidad de pasajeros, mientras San Luis se encuentre en Fase 1 o 2, deberá ser de dos personas en el asiento trasero como máximo. En el caso que sea una familia de tres integrantes, estará permitido este número. Afirmaron que la totalidad de los asientos ocupados se puede ampliar si la ciudad pasa a las demás fases, siempre que se respeten las medidas sanitarias.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

WhatsApp chat
A %d blogueros les gusta esto: