Alberto Fernández pide a la policía de Buenos Aires que abandone las protestas y respete la democracia

El presidente de Argentina dijo que la presencia de efectivos armados en la Residencia oficial de Olivos «generó intranquilidad» en la sociedad.

El presidente de Argentina, Alberto Fernández, rechazó este miércoles las protestas de la Policía de la provincia de Buenos Aires, que desde el lunes reclaman un aumento salarial, y pidió que «depongan su actitud» más allá de la legitimidad de las demandas.

En un mensaje por cadena nacional desde la Quinta de Olivos, residencia presidencial que este miércoles fue rodeada por efectivos armados, el mandatario pidió a las fuerzas de seguridad del distrito más poblado del país que cumplan las «reglas de la democracia y respeten la institucionalidad».

 

El jefe de Estado prometió que iniciará el diálogo con el sector para resolver el conflicto y mejorar los ingresos del personal policial junto al gobernador de Buenos Aires, Axel Kicillof, aunque cuestionó las formas de la protesta: «Nos preocupa ver tantos patrulleros que dejan de circular y dejan en un estado de indefensión a muchos ciudadanos», señaló. 

Fernández afirmó además que la presencia de efectivos policiales en torno a la Residencia de Olivos «generó intranquilidad en la sociedad», pero remarcó que «la institucionalidad nunca estuvo en peligro».

Por último, y en el plano de lo económico, el presidente anunció la creación de un fondo de fortalecimiento financiero para la provincia de Buenos Aires, con el que busca ampliar recursos para el distrito en el marco de la pandemia.

Una jornada de tensión

Tras horas de protesta, los manifestantes entregaron un petitorio al Gobierno nacional con una serie de demandas que exceden lo salarial. Exigen también mejores condiciones de trabajo, medidas de cuidado frente al coronavirus, créditos para viviendas, entre otros puntos.

Efectivos de la Policía bonaerense iniciaron las protestas la noche del lunes, cuando desde un centenar de patrulleros hicieron sonar sus sirenas en la sede del Gobierno provincial, en la ciudad de La Plata, en reclamo por atrasos salariales.

Concentraciones similares se produjeron en varios municipios del conurbano bonaerense, incluso con cortes de calles, con la presencia no solo de policías retirados sino también de personal en actividad.

Las autoridades del Gobierno provincial anunciaron a primera hora del martes que habrá un aumento de salario para toda la fuerza, aunque los detalles serán brindados al final de esta semana, y las manifestaciones continuaron.

En el tercer día de conflicto, la tensión aumenta y la actitud de la policía es cuestionada desde amplios sectores políticos y sociales, que acusan actos de sedición con una impronta golpista, y el apoyo de grupos de la derecha en Argentina.

La mayoría de las fuerzas políticas locales han salido a repudiar el cerco policial que se armó este miércoles en la Quinta de Olivos, ya que lo consideran un ataque contra la democracia.

En ese marco, organizaciones populares convocaron a una concentración para la noche de este miércoles en la residencia presidencial, para ‘defender la democracia’ y decir ‘Nunca Más’ a un golpe de Estado en el país.

No obstante, la movilización fue desalentada por el propio presidente Fernández a través de un mensaje en Twitter, en el que agradeció el apoyo pero pidió no manifestarse para evitar contagios de coronavirus.

Por su parte, el legislador de Frente de Todos en Buenos Aires y asesor presidencial Leandro Santoro opina que el reclamo de los cuerpos policiales se intensificó debido a que la Policía argentina no tiene sindicatos laborales.

RT Actualidad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

WhatsApp chat
A %d blogueros les gusta esto: