Salud: aumentaron las consultas virtuales en las especialidades

Médicos reconocieron que se les dificulta dar un diagnóstico y recetar una medicación a través de una pantalla.


Médicos de diferentes especialidades contaron que las consultas presenciales han disminuido en la salud privada, a diferencia de las virtuales que cada día crecen. Pero admitieron que les genera mucha preocupación aquellos pacientes que interrumpieron algún tratamiento específico.

 

Por la pandemia, los consultorios se transformaron en llamadas telefónicas, videollamadas por WhatsApp, por Skype y por diferentes vías tecnológicas. Pero hay ocasiones en las que diagnosticar una patología y medicar a través de una pantalla es una tarea casi imposible, reconocieron los mismos profesionales del sector privado.

 

“En el caso de mis pacientes, la mayoría de los que está bajo un tratamiento ha continuado, pero la base del control ginecológico es la prevención sobre todo del cáncer, para eso se hace el Papanicolau y la mamografía. Las mujeres han dejado de hacerse los estudios. Es un riesgo no hacer la detección precoz y todos sabemos que mientras antes se detecten, las posibilidades de curación son mayores”, explicó Alejandro Heredia, médico tocoginecólogo.

 

Además, agregó que, la postergación en la realización de los exámenes lo nota en todas las edades, pero puntualmente en las adultas mayores por el temor de asistir a un centro médico. “Mi preocupación es el miedo, que es muy peligroso porque influye directamente en la mente y hasta puede bajar las defensas. Hay que ocuparse, cuidarse, respetar todos los protocolos. Creo que este es un virus que llegó para quedarse, por eso hay que aprender a convivir con él”, dijo.

 

Los pedidos de turnos para citas cada vez son menos, solo algunas excepciones y por alguna duda puntual pero, esos «chequeos» anuales son postergados para cuando “todo se normalice”. Los tratamientos se están espaciando “y la gente pretende seguirlos por teléfono, por Skype, WhatsApp y por todos los métodos electrónicos. Pero no es lo mismo ver una foto que tenerlo personalmente, tocarlos, palparlo, ver el color, la forma de por ejemplo la dermatitis, conjuntivitis o de los procesos inflamatorios. Todos tienen miedo de salir y pretenden que le resolvamos las cosas por teléfono”, aseveró Julio Dayenoff, médico pediatra.

 

A veces la solución surgió a través de un artefacto tecnológico, “porque yo tengo todas las historias clínicas, entonces cuando me dicen el nombre o me piden algo voy viendo qué es lo que tiene y cómo tratarlo. Los niños hasta los cinco o seis años hacen más patologías porque están en crecimiento de desarrollo y de su aparato inmunológico, que es el que lo va a proveer de defensas contra virus, bacterias y hongos”, expresó.

 

La falta de asistencia a los centros de salud se vio generalizado en todas las especialidades, pero hay excepciones de personas que ante cualquier novedad prefieren asesorarse con su médico de confianza.

 

“Tengo un problema porque soy geriatra y atiendo a adultos mayores, y el problema es que son los de riesgo y por eso tienen que estar adentro de su casa. Pero algunos ven como recreación o salida ir al médico y los que realmente necesitan estudios no asisten”, afirmó Marcela Navarro de la Fuente, médica geriatra y diabetóloga.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

WhatsApp chat
A %d blogueros les gusta esto: