Récord de cantidad de propiedades en oferta: ¿es momento de vender?

Es como consecuencia de la Ley de Alquileres y DNU que congela los precios y desalienta este tipo de inversión. Además hay necesidad de dinero líquido por el contexto de pandemia. Los propietarios buscan vender ahora porque especulan con que, en el corto plazo, los valores de los inmubles bajen aún más.

El mercado inmobiliario atraviesa una de las crisis más agudas de su historia. En agosto se celebraron apenas 1604 escrituras de compra-venta en la Ciudad de Buenos Aires, es decir menos de una operación por escribano, según datos del colegio que reúne a los profesionales porteños. Sin embargo el número de propiedades a la venta llegó a su tope y alcanzó el récord de los últimos ocho años. Los especialistas atribuyen esta sobreoferta a la ley de alquileres y el DNU que congela los precios, que desalienta este tipo de negocio, la coyuntura actual, que genera la necesidad del dinero líquido para pagar deudas y la especulación de muchos propietarios por desprenderse de sus bienes en ladrillo por el temor a que en un futuro cercano los precios bajen en dólares.

En septiembre se llegó al máximo histórico, que se mide desde el 2012, de cantidad de departamentos en oferta a la venta. Mientras que cayó un 16% de forma interanual la oferta de propiedades en alquiler”, indicó Soledad Balayan de Maure inmobiliaria que analizó los números de septiembre. “Si bien en gran medida esta situación se debe a que muchos de los alquileres que se vencieron en cuarentena, no se renovaron tras la publicación de la ley. También hay un efecto de acumulación, al no haber desagote la pileta está tapada y se sigue acumulando agua y no hay salida porque no hay demanda”, ejemplificó José Rozados de Reporte Inmobiliario.

Lo curioso es que a pesar de la oferta récord, los precios no bajan lo necesario para que las ventas se convaliden. Según los datos relevados por Reporte Inmobiliario, las propiedades en Capital Federal bajaron en promedio un 14% en dólares de forma interanual, muy lejos de aquel 40% pronosticado al inicio de la cuarentena y depende el barrio ese valor puede ser la mitad. “Hoy hay una oferta que no asimiló con toda la velocidad necesaria el cambio de contexto que empezó a darse en 2018 con las primeras devaluaciones, que siguió el año pasado con las elecciones y este 2020 con la pandemia. Si bien bajaron los usados, esa baja no alcanza para dinamizar al sector”, reconoció Rozados.

“Ya no es solo un tema de precios, hay un nivel de incertidumbre muy alto sobre el futuro económico y no se están respetando los derechos de propiedad, hay una brecha cambiaria amplia, ley de alquileres que no ayuda a incentivar la compra de inmuebles para inversión, todo ese combo genera esta situación”, resumió Balayan a este diario.

Además, otro factor que hace crecer la oferta de inmuebles a la venta es el contexto social y la posibilidad de que las propiedades puedan continuar bajando en el futuro cercano. “La gran incertidumbre y falta de incentivos claros, sumado a las malas señales económicas hacen pensar que pueda generarse una baja aún mayor en los precios”, indicó Mariano Oppel de la inmobiliaria homónima. Para muchos de los propietarios, el momento de vender es ahora y eso se evidencia en los números que muestran récord de propiedades en oferta. “Esto depende mucho de la situación personal de cada persona y sobre todo, del inmueble que posea. No se puede generalizar. Yo creo que para el que tiene que resolver pensando en el corto plazo, es momento de vender, pero para quien mira el mediano y largo plazo, es momento de comprar”, resumió.

Si bien todos los especialistas coinciden en que los precios de las propiedades todavía deben acomodarse hacia la baja, para Oppel “la propiedad va a recuperar su valor como lo viene haciendo hace 70 años. Es más, en la serie histórica, al cuarto o quinto año, supera el valor que tenía antes de la caída por la crisis puntual. Por eso, se ha convertido en un refugio indiscutido de valor. Puede que en el corto plazo sufra los avatares de la crisis económica y baje pero rebotara con más fuerza”, remarcó el especialista.

Otro de los factores que generó esta sobreoferta de inmuebles a la venta, sobretodo en usados, fue para los especialistas la decisión del Gobierno de endurecer aún más el dólar ahorro con un nuevo impuesto. “Si bien la medida en sí misma no cambia la situación del sector porque ya contábamos con el cepo de 200 dólares máximo por mes, genera incertidumbre respecto a las expectativas del futuro”, concluyó Balayan.

Ambito.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

WhatsApp chat
A %d blogueros les gusta esto: