Evalúan aumentar un 20% el precio del pan

Aseguran que las materias primas subieron al menos tres veces en lo que va del año.

La Cámara de Panaderos de la ciudad de Villa Mercedes analiza aumentar el precio de los panificados. Los nuevos valores podrían llegar a las góndolas a finales de octubre y sería el primer incremento del año en el rubro.

 

Según Maximiliano Viale, presidente del organismo que reúne a unos cuarenta propietarios y productores de Villa Mercedes, la modificación podría ser de un 20 por ciento. «Todo depende de si en los próximos días no tenemos más cambios en la lista de precios de la materia prima, que es lo que realmente nos ha afectado», dijo.

 

El comerciante señaló que, desde que arrancó la pandemia, hubo al menos tres aumentos consecutivos de los principales productos que utilizan para la fabricación, sobre todo de la harina. La bolsa escaló un 35 por ciento en los últimos meses. De hecho, un sondeo que hizo El Diario en la capital puntana a principios de septiembre arrojó que los 50 kilos pasaron de $1.207 a $1.400. Lo mismo ocurrió con la margarina y la grasa. Algunos panaderos tuvieron que comprar en el mercado local, ya que al comienzo de la cuarentena el ingreso de los comestibles era limitado.

 

A su vez, Viale mencionó que tuvieron que afrontar la suba de  diferentes impuestos. «Uno fue el de las tasas comerciales y otro en las cargas sociales, es decir los aportes que se le deben abonar a los empleados en caso de que tengan la actividad registrada. Y eso no fue todo, aquellas personas que alquilan locales para poder tener su panadería también sufrieron aumentos, aunque haya decretos nacionales que establezcan el congelamiento de los mismos».

 

Por otro lado, el presidente de la cámara reclamó: «Hemos hecho un gran esfuerzo en todo este tema. Lamentablemente vemos que otros rubros, a pesar de que aumentaron, fueron beneficiados  para poder mantener sus comercios, pero nosotros no».

 

El duro panorama que atraviesa el país y que no deja afuera a la provincia, afecta a cientos de panaderos. «Este malestar nos atraviesa desde hace algunos meses, sin embargo como organismo hemos pedido paciencia porque también pensamos en la gente que tiene que consumir, pero realmente es insostenible», remarcó y recordó que el último aumento que anunciaron en la ciudad fue a finales de 2019.

 

Hasta el momento, el kilo de pan cuesta entre $65 y $100, las rasquetas varían entre $50 y $80, y la docena de facturas escala a casi $300.

 

Al igual que en San Luis, en la ciudad de la Calle Angosta el consumo de los panificados bajó y algunos negocios tuvieron que poner en marcha el servicio de delivery para poder mantener las pocas ventas que realizan cada semana.

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

WhatsApp chat
A %d blogueros les gusta esto: