El senador Ariel Rosendo fue trasladado a la Penitenciaría

 Antes de ser llevado a la cárcel declaró ante el juez, pero la audiencia fue suspendida a pedido de la defensa.

El suspendido senador Ariel Rosendo presentó este martes a la tarde, por segunda vez, declaración ante el juez de instrucción Penal 2, Leandro Estrada. Después de suspender la indagatoria por pedido de los abogados defensores, fue trasladado al Servicio Penitenciario en San Luis para pasar la primera de varias noches en una modalidad desconocida por él hasta entonces: una celda.

 

El juez ordenó, a través de un oficio que le remitió a la Policía, la inmediata detención del legislador por el Departamento Pedernera después de comprobarse que gozaba de buena salud.

 

Por eso, cerca de las 10:30, una camioneta policial arribó a la Clínica Aconcagua de Villa Mercedes para trasladar a Rosendo, primero a la Jefatura Unidad Regional II y después al Juzgado para prestar nuevamente declaración, en horas de la tarde.

 

Minutos antes de la ampliación de la indagatoria, en la puerta de tribunales, el defensor Gustavo Reviglio adelantó que la intención de su cliente era ahondar sobre algunos puntos que ya había señalado el 6 de julio, cuando declaró por primera vez.

 

Uno de esos puntos era remarcar que la mañana del 18 de mayo, el día del hecho investigado, entró a la casa ubicada en Italia 624, donde vivió cuando era representante de Smata, solo para retirar «unos papeles» y no para robar lo que había en el domicilio, porque no había nada para llevarse, dijo el abogado. «Después de aquella indagatoria, surgieron un montón de pruebas que no fueron tenidas en cuenta por el juez y que demuestran que la casa había sido vaciada por la propia denunciante (la ex pareja de Rosendo) en diciembre pasado, cuando se mudó», refirió el abogado.

 

Reviglio también indicó que su cliente aprovecharía la audiencia para hacer una denuncia sobre el contenido de diálogos, uno telefónico y otro presencial, que mantuvo con el juez instructor.

 

Pero de todo lo que tenía pensado hablar, el suspendido legislador hizo hincapié en las conversaciones que tuvo con el magistrado, afirmó su otro defensor, Gonzalo Estrada. «Rosendo dijo que se habló de dinero en la llamada telefónica que le cursó el juez el 30 de septiembre», comentó. Debido a esas acusaciones, el letrado le aconsejó terminar ahí su declaración. «Interrumpimos la indagatoria para proceder a recusar con causa al magistrado», explicó.

 

Una vez que la audiencia terminó, el senador fue llevado otra vez a la Jefatura. Allí permaneció hasta las 20:20, cuando finalmente se concretó el trasladado al Servicio Penitenciario.

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

WhatsApp chat
A %d blogueros les gusta esto: