La Aduana denunció sobreprecios en la importación de barbijos

La acusación permitió determinar que la firma declaró la importación de 150.000 unidades de mascarillas a un precio unitario de 3,60 dólares, cuando el precio declarado en China fue de 1,20 dólares cada una.

Como parte de una investigación sobre maniobras de sobrefacturación en la importación de barbijos, la Dirección General de Aduanas (DGA) realizó una denuncia penal contra una empresa por contrabando documentado. El organismo que encabeza la abogada Silvia Traverso, junto a la AFIP y el Banco Central, investigan a otras dos firmas por declaraciones inexactas en operaciones similares. 

La denuncia realizada por la DGA comenzó a partir de una importación de mascarillas protectoras desechables KN95 desde China que fue facturada a través de una empresa en Panamá.

La mercadería arribó al país directamente desde el fabricante chino sin que intervenga en ninguna instancia del movimiento de los barbijos el país centroamericano. La investigación permitió determinar que la firma declaró la importación de 150.000 unidades de mascarillas a un precio unitario de 3,60 dólares, cuando el precio declarado en China fue de 1,20 dólares cada una.

Actualmente se investiga a unos 160 importadores de los casi 700 que importaron barbijos este año. «Se los seleccionó por el valor declarado, que dio pautas de una posible sobrefacturación. Abarca a casi 300 operaciones de importación», confirmaron a El Destape fuentes del organismo.

“Revitalizamos las herramientas de la Aduana para controlar maniobras de sobrefacturación de importaciones y subfacturación de exportaciones”, expresó Traverso. La maniobra denunciada consiste en la triangulación comercial entre China, Panamá y Argentina. «La magnitud del sobreprecio pagado es tal que no justificaría una simple intermediación comercial de la firma panameña», explicaron a  este medios fuentes oficiales. Las autoridades aduaneras consideran que el objetivo de dicha triangulación sería acceder al mercado de cambios al tipo de cambio oficial y fugar divisas.

En paralelo, la DGA efectuó denuncias por infracciones aduaneras contra otras dos empresas por declaraciones inexactas en la importación de barbijos, ante un supuesto sobreprecio pagado en el flete.

El organismo también investiga a un conjunto de firmas que habrían aprovechado el beneficio impositivo que el Gobierno otorgó a la importación de distintos insumos médicos a raíz de la pandemia del COVID-19.

En las operaciones investigadas, las autoridades sospechan que las firmas declararon además sobreprecios en la compra de barbijos y termómetros digitales, también con el fin de acceder al mercado de cambios y fugar divisas.

El Gobierno eliminó, en abril, las tasas de importación de alcohol en gel, guantes, barbijos y otros insumos médicos para «garantizar a la población el acceso» a productos que ayuden a «mitigar la propagación y el impacto sanitario» de la pandemia de coronavirus en Argentina. Será hasta marzo de 2021.

El Destape

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

WhatsApp chat
A %d blogueros les gusta esto: