El sismo tuvo un magnitud de 3.3 y una profundidad de 11 km. Según su categoría, el movimiento pudo ser sentido por algunas personas en reposo o en edificios.