Coronavirus: suero equino sería 50 veces más efectivo que el plasma

Tras quedar demostrada la no eficacia del plasma, el infectólogo Gustavo Lopardo se mostró esperanzado con el tratamiento experimental. Pero advirtió que lo que realmente cambiaría la historia son las vacunas.

El médico infectólogo Gustavo Lopardo, ex presidente de la Sociedad Argentina de Infectología y miembro del comité de expertos Covid-19 que asesora al Gobierno, confirmó que en recientes estudios «quedó demostrada la no eficacia del plasma» en los tratamientos contra el coronavirus. Por el contrario, se mostró optimista con los resultados del suero autoinmune de origen equino, que tendría una potencia «cincuenta veces mayor» a la del plasma de los convalecientes.

El especialista se refirió así a los resultados del estudio PlasmAR, realizado por una docena de instituciones de salud en distintas localidades del país coordinadas por el Hospital Italiano de Buenos Aires, y cuyos resultados fueron conocidos esta semana.

Para esta investigación fueron analizados 334 pacientes y, por cada dos de ellos que recibieron plasma, uno recibió solución salina.

«Ese estudio acaba de ser aceptado para publicar en la revista académica The New England Journal of Medicine, y lamentablemente demuestra la no eficacia del plasma», señaló Lopardo.

Sin embargo, se mostró esperanzado en relación al diseño novedoso desarrollado en la Argentina que, según los últimos estudios, tendría una potencia 50 veces mayor a la del plasma de los convalecientes: se trata del suero hiperinmune de origen equino, especialmente hecho para el SARS-Cov-2, causante del COVID-19.

«Se vacuna al caballo, que al mes va a producir una enorme cantidad de anticuerpos. Luego eso se extrae y se purifica el suero», explicó Lopardo, al tiempo que adelantó que «en pocas semanas sabremos si este suero funciona».

Al disertar sobre la actualidad de la pandemia del Covid-19 en un webinar organizado por una empresa farmacéutica, el médico infectólogo aseveró que «lo único que va a poder cambiar la historia son las vacunas», y destacó que actualmente hay más de 180 en desarrollo, nueve de ellas ya en fase 3.

No obstante, Lopardo advirtió que «la vacuna no está a la vuelta de la esquina», dado que «los procesos de estudio duran varios años».

«Eso no quiere decir que no va a haber una respuesta hasta dentro de unos años. Hay instancias intermedias en las que puede quedar claro que la vacuna es buena o mala», explicó durante el encuentro virtual.

Reacio a arriesgar una fecha, el ex presidente de la Sociedad Argentina de Infectología admitió que «no es un disparate pensar que en el otoño podamos tener la vacuna», pero indicó que eso solo podría pasar si alguna de las que actualmente se encuentran en Fase 3 demuestra ser tan efectiva que se decide suspender el estudio que debe antecederla.

«Es probable que en 2021 tengamos algunas vacunas de eficacia demostrada, pero hablar del primer semestre es muy optimista.Ojalá sea así, pero decir fechas es realmente aventurado», finalizó.

Ambito.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

WhatsApp chat
A %d blogueros les gusta esto: