Coronavirus: brote en Europa preocupa a la OMS y a los gobiernos que imponen nuevas restricciones

En la última semana se incrementaron en un 41% los casos de coronavirus en Europa por lo que los gobiernos aumentaron las medidas restrictivas que acrecentaron el descontento social.

Los gobiernos de Europa enfrentan una «situación muy, muy difícil» para controlar un número creciente de casos de coronavirus a medida que sus ciudadanos se cansan de las renovadas restricciones en la vida diaria, aseguró este lunes el principal experto en emergencias de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

«Es evidente que la gente está frustrada y tiene todo el derecho a sentirse frustrada y fatigada», dijo Mike Ryan en una rueda de prensa habitual de la OMS en Ginebra.

«Pero los gobiernos, particularmente en Europa, se enfrentan a una situación muy, muy difícil. Tenemos que acabar con este virus, sus opciones son limitadas«, agregó.

Europa continúa en el ojo de la tormenta con la segunda ola de contagios de coronavirus y en esta última semana los casos aumentaron en un 41%, por lo que los Gobiernos continuaron endureciendo las restricciones con el objetivo de evitar el colapso del sistema sanitario.

Mientras aumentan notablemente los casos de coronavirus en todo el continente y se imponen medidas de confinamiento, ciertos gobiernos se deben enfrentar a la resistencia y al descontento popular ante una nueva cuarentena.

Francia, Alemania, Reino Unido, Bélgica, Países Bajos, España, Italia, entre otros países de Europa, han anunciado nuevas restricciones a los movimientos y reuniones en momentos en que aumentan las infecciones y los hospitales y las unidades de cuidados intensivos se llenan.

El jefe de la Organización Mundial de la Salud, Tedros Adhanom Ghebreyesus, aseguró que ahora era el momento de actuar para los líderes:«Este es otro momento crítico para la acción».

Reino Unido, el país con el mayor número de decesos en Europa (46.555), está lidiando con más de 20.000 nuevos casos de coronavirus al día. Científicos han advertido que podría superarse el número de 80.000 decesos contemplado en el «peor escenario».

El primer ministro Boris Johnson defendió un segundo confinamiento en Inglaterra de los críticos que decían que era o innecesario o demasiado tarde, señalando que ahora era el momento para prevenir un «desastre médico y moral».

«Estamos luchando contra una enfermedad, Cuando los datos cambian de curso, nosotros debemos cambiar también», aseguró el mandatario al parlamento.

El fundador del Partido del Brexit, Nigel Farage, quien ha sido presentado por sus adherentes como el padrino del movimiento para dejar la Unión Europea, dijo que Johnson ha aterrorizado al Reino Unido para que se someta a una segunda cuarentena por el coronavirus.

«El tema más urgente es la lamentable respuesta del gobierno al coronavirus», dijeron Farage y el presidente del Partido del Brexit, Richard Tice, en un artículo conjunto en The Daily Telegraph en el que anunciaron la creación del partido Reform UK.

Por su parte, la canciller alemana, Angela Merkel, criticó la semana pasada a los populistas que argumentan que el coronavirus es inofensivo.

«Estamos en una situación dramática al comienzo de la temporada fría. Nos afecta a todos, sin excepción», dijo Merkel a la Bundestag, la Cámara baja del Parlamento, agregando que las nuevas restricciones para reducir el contacto social eran «necesarias y proporcionadas».

«Dependemos de la cooperación, la aceptación y la comprensión de nuestros ciudadanos para poder llevarlas a cabo», agregó durante el primer día de cierre de restaurantes, bares, cafés y espacios de ocio y culturales, que durará cuatro semanas.

Alemania registró en los últimos días un récord de nuevos casos de coronavirus, lo que impulsó una nueva ronda de restricciones.Solo el lunes, sumó 12.097 nuevos casos, llegando a unos 545.027 desde el inicio de la pandemia, que dejó en total 10.530 muertos.

La reciente propagación del virus provocó que las autoridades no sean capaces de determinar dónde se originó la infección en tres de cada cuatro casos.

En los últimos diez días, el número de pacientes con coronavirus en cuidados intensivos se ha duplicado, pasando de 1.000 a 2.000, sentenció Merkel.

En tanto en Italia, la semana pasada hubo protestas contra las nuevas restricciones y se registraron hechos de violencia en Milán y Turín.

España también está atravesando un brote de contagios superando los 1,2 millones de contagios.

La cartera indicó que el número de casos con fecha de diagnóstico en las últimas 24 horas fue de 4.334, frente a los 9.723 anunciados el viernes. No obstante, esta cifra suele revisarse al alza tras actualizaciones retroactivas.

En los 14 días hasta el lunes, el número de casos ascendió a 245.039, lo que supone una media diaria de 17.502 contagios.

En tanto, el número de muertos a causa de la epidemia en España en los últimos 7 días fue de 777 —una media de 111 por día—, frente a los 857 registrados el viernes. La cifra total de fallecidos por el virus ascendió a 36.257.

El Parlamento español aprobó la semana pasada el segundo estado de alarma nacional hasta mayo de 2021 a fin de frenar el creciente número de nuevos casos de coronavirus en el país, imponiendo un toque de queda nocturno y amparando las restricciones al movimiento ordenadas por las diferentes regiones.

En Francia, bajo confinamientoy con nuevas restricciones desde el viernes pasado y hasta como mínimo el 1 de diciembre, el consejo científico que asesora al Gobierno alertó que la segunda ola de coronavirus en Europa no será la última y predijo que le seguirán nuevos episodios «sucesivos durante el final del invierno» boreal y la primavera,

El rigor también se hizo presente en Portugal, que aplicará un nuevo confinamiento en el 70% del país desde el miércoles, luego de declarar hoy el estado de emergencia sanitaria, mientras que en Bélgica, el Gobierno aplicó hoy un «confinamiento más severo» durante seis semanas, con comercios no esenciales cerrados y teletrabajo.

También se decretó el cierre de bares, restaurantes y comercios no esenciales en la ciudad suiza de Ginebra ante la «severa agravación de la situación», mientras que Austria pasará a un confinamiento a partir del martes y hasta final de noviembre.

Ambito.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

WhatsApp chat
A %d blogueros les gusta esto: