Rentas ya habilitó el plan para la regularización tributaria

Los morosos podrán saldar deudas hasta en 60 cuotas. Habrá un 15% de descuento para quienes abonen de contado.

La Dirección Provincial de Ingresos Públicos (DPIP) ya habilitó el nuevo plan para que los morosos puedan ponerse al día con los impuestos atrasados. Con la puesta en vigencia de las Facilidades de Pago Impositivo y Fiscal, los contribuyentes cuentan ahora con la opción de poder saldar sus obligaciones  hasta en 60 cuotas, mientras que con el abono de contado la deuda total obtiene un 15 por ciento de descuento sobre cada impuesto individual que se busque cancelar.

Después de su aprobación definitiva en la Legislatura provincial el mes pasado, el Ejecutivo oficializó el régimen esta semana con su publicación en el Boletín Oficial. Con la medida, el Gobierno busca reactivar la recaudación, afectada por la pandemia y por la persistencia de la crisis económica nacional.

El nuevo régimen no tiene plazo de caducidad para adherir y contempla deudas con un mínimo de 30 días de vencidas en los impuestos inmobiliario; automotor, acoplados y motocicletas; contribuciones especiales sobre inmuebles rurales; ingresos brutos, y multas. Los contribuyentes pueden solicitar un plan individual,  es decir, por separado, para estos tributos.

 

 

A principios de este año, la Provincia también implementó una moratoria impositiva para la regularización de deudas, que cerró a fines de julio y con la que se podrán recaudar  unos 400 millones de pesos.

 

“Es una herramienta que otorga la posibilidad de regularizar incumplimientos, principalmente para que no pierdan el beneficio de ‘buenos contribuyentes’ que siempre hemos tenido para quienes están al día con el pago de sus impuestos. La adhesión puede ser a través de la clave fiscal que se solicita en la página www.dpip.sanluis.gov.ar o también de forma presencial pero con un sistema de turnos con base en la terminación del documento de identidad”, explicó la titular de la DPIP, Cecilia Badaloni.
Aunque la entrega inicial dependerá del cálculo sobre el total adeudado, en todos los casos tendrá un piso de 700 pesos, un monto similar que regirá también para el cumplimiento en pagos mensuales, que podrán realizarse a través del débito automático de la cuenta bancaria declarada por el solicitante.

En total, el plan ofrece hasta cinco alternativas de financiación: de 1 a 12 cuotas con un interés del 1,1 por ciento; de 25 a 36 (2,1%); de 37 a 48 (2,5%), y de 49 a 60 (3%).

 

 

Condiciones de adhesión

 

Impuestos
Con la única excepción de los sellos, los contribuyentes podrán realizar planes individuales en los impuestos inmobiliario; automotor, acoplados y motocicletas; contribuciones especiales sobre inmuebles rurales; ingresos brutos, y multas.

 

Financiación
Ofrece hasta cinco alternativas: de 1 a 12 cuotas con un interés del 1,1 por ciento; de 25 a 36 (2,1%); de 37 a 48 (2,5%), y de 49 a 60 (3%). En todos los casos se exigirá una entrega inicial de por lo menos un cinco por ciento de la deuda consolidada, no inferior a 700 pesos.

 

Beneficio de contado
Habrá un descuento de un 15 por ciento que no podrá superar el monto en concepto de interés por mora incluido en la deuda consolidada.

 

Alcances
Todas las obligaciones incumplidas con una antigüedad mayor a 30 días. Quedan excluidos los agentes de retención, recaudación o percepción por impuesto de sellos, como también los tributos sobre los ingresos brutos resultantes de su actuación en calidad de agentes.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

WhatsApp chat
A %d blogueros les gusta esto: