Imputaron al conductor ebrio que atropelló a un peatón que está grave

Marcelo Bravo tenía 1,15 de alcohol en sangre cuando arrolló a Emiliano Frías con su camioneta.

El juez Correccional y Contravencional N° 1 de Villa Mercedes, Santiago Ortiz, imputó por «Lesiones culposas en accidente de tránsito agravadas por conducir alcoholizado» a Marcelo Bravo, el conductor que arrolló con su camioneta a Emiliano Frías, un peatón que cruzaba por la avenida Jorge Newbery, en Villa Mercedes, el domingo 1° de noviembre por la noche.

 

Según fuentes judiciales, al momento del accidente, el conductor de la Chevrolet S-10, de 39 años, tenía 1,15 de alcohol en sangre. Frías sufrió graves heridas y primero fue atendido en el Hospital «Juan Domingo Perón» de Villa Mercedes, pero luego fue trasladado hasta el Sanatorio de la Merced. El hombre, de 30 años, vecino del barrio Obras Sanitarias, está grave y permanece internado en terapia intensiva, con lesiones en su cabeza y tórax.

 

Fuentes policiales afirmaron que el conductor de la camioneta circulaba de este a oeste. Antes de llegar al cruce con la calle Echeverría de Vidal, frente de la exfábrica Lanin, embistió a Frías con el costado izquierdo de la trompa del rodado.

 

Bravo fue quien llamó al 911 cuando observó a la víctima tendida en el asfalto. El conductor le dijo a la Policía que no vio al peatón cuando cruzó y que solo escuchó un ruido que lo obligó a frenar. Al observar para atrás vio a Frías herido.

 

Luego de que una ambulancia del Sempro trasladara a la víctima, los policías le hicieron la prueba de alcoholemia a Bravo. El valor que arrojó el aparato complicó al conductor de la pick up.

 

Tras las primeras pericias policiales, la causa recayó en el juez Ortiz, quien el jueves por la tarde detuvo a Bravo. El acusado pasó esa noche en la Comisaría 30ª y un día después lo indagó.

 

El abogado Emiliano Vera patrocinó al conductor quien, tras responder las preguntas del magistrado, recuperó su libertad.

 

Sin embargo, tras la indagatoria el juez Ortiz determinó que Bravo no vuelva a manejar ningún vehículo mientras dure el proceso y le retuvo el carnet de conducir.

 

Igualmente, la instrucción del caso continúa y el magistrado solicitó diversas medidas para determinar la responsabilidad del conductor de la Chevrolet.

 

Además de observar distintas imágenes grabadas por cámaras de seguridad de la zona, Ortiz hará en las próximas horas una inspección ocular del lugar del accidente a la misma hora en que se produjo. Al parecer quiere analizar la visibilidad de la zona. Todo ocurrió entre las 21 y 21:30.

 

Según fuentes judiciales, durante la indagatoria, Bravo afirmó que no vio a Frías. A su vez, detalló que venía a baja velocidad, regresaba de la casa de un conocido.

 

«Estamos evaluando distintas medidas. Ya observamos imágenes de una cámara de seguridad en la que se observa un haz de luz que pasa, pero luego regresa al lugar. Es probable que sea el registro de la camioneta que, tras el accidente, regresó al lugar. Resta todavía analizar diversos factores, la instrucción continúa», afirmó ayer a El Diario el juez Santiago Ortiz.

 

«Mi defendido se presentó espontáneamente en la Comisaría 30, se puso a disposición del juez y no se negó a declarar, fue indagado y comentó lo ocurrido. No está procesado porque la etapa de investigación no terminó», explicó el abogado Vera.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

WhatsApp chat
A %d blogueros les gusta esto: