Lo condenaron a 14 años de cárcel por abusar de la hija de un amigo

La Cámara Penal 1 lo halló culpable de «Abuso sexual con acceso carnal agravado por la guarda».

La Cámara Penal N° 1 condenó a 14 años de prisión a Edgar Nicolás Sánchez por abusar sexualmente de una chica que actualmente tiene 19 años. El debate oral concluyó el viernes por la tarde y se realizó vía internet, mediante la modalidad Cisco Webex. Los jueces José Luis Flores, Silvia Aizpeolea y Jorge Sabaini Zapata lo declararon culpable de «Abuso sexual con acceso carnal agravado por estar a cargo de la guarda» ya que cometió los vejámenes cuando la víctima quedaba a su cuidado.

 

El caso salió a la luz en la ciudad capital, en enero de 2017, cuando la chica, por entonces de 15 años, se sentía muy angustiada y decidió hablar con su abuela, con quien tenía confianza.

 

La mujer pensó que lo mejor era que su nieta viera a una psicóloga. Ante la terapeuta la niña le contó lo que había sufrido desde sus 4 años: un hombre mayor de edad, amigo de su papá y de toda su familia, la violaba.

 

Los abusos sexuales ocurrían cuando sus padres la dejaban en casa de ese amigo —a quien le tenían mucha confianza— para que la cuidara. A la niña la llevaban hasta esa vivienda junto a su hermano menor, aunque él no sufrió vejámenes.

 

En la intimidad del consultorio, la pequeña confesó el infierno que padecía hacía 11 años. La profesional la contuvo en ese primer encuentro. A la salida la chica habló con su mamá y le contó sus padecimientos.

 

De inmediato, su madre hizo la denuncia y la causa recayó en el Juzgado Penal N° 1, que en aquel entonces estaba a cargo de Sebastián Cadelago Filippi.

 

En Cámara Gesell la chica contó lo que padecía y en la etapa de instrucción un informe médico constató las lesiones sufridas por la niña. Ese dossier fue confirmado más tarde en el debate oral.

 

«Hay claros signos físicos de acceso carnal. La víctima presentaba desgarros completos, antiguos. La chica estaba muy conmocionada. Reveló cómo fueron los abusos sexuales sufridos durante varios años», destacó el médico Darío Eduardo Villarroel.

 

Sánchez quedó detenido el 6 de octubre de 2017, tras su indagatoria. Diez días más tarde, el juez le dictó la prisión preventiva.

 

Desde entonces, el acusado —y ahora condenado— esperaba juicio en la Penitenciaría provincial.

 

El fiscal Fernando Rodríguez solicitó a Cámara Penal 1 14 años de prisión, coincidentes con lo que pretendía Santiago Olivera Aguirre, abogado de la familia de la chica.

 

Antes que finalizara el debate oral, ya con 19 años, la víctima pidió declarar ante los jueces.

 

La chica insistió y el tribunal la escuchó. En su relato, crudo y triste, la adolescente reveló más detalles de lo que había padecido. Para ella ese testimonio fue una descarga. «Siempre entendimos y quedó acreditado y demostrado que el acusado fue el autor material del hecho. Coincidimos plenamente con la pena impuesta por los jueces. La chica sufrió muchísimo, no solo por los abusos, sino también porque él le infundía miedo permanentemente. Ella estaba aterrada», expresó Olivera Aguirre.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

WhatsApp chat
A %d blogueros les gusta esto: