Villa de la Quebrada tendrá una nueva planta potabilizadora

El Gobierno provincial firmó un acuerdo con el Municipio y la Nación. A través del Plan Argentina Hace, se invertirán más de $33 millones para dar solución definitiva al abastecimiento de agua.

El jefe de subprograma Agua y Saneamiento, Andrés Castro; la intendente, Rosita Calderón; y el jefe de programa de Infraestructura Hídrica del Ministerio de Obras Públicas e Infraestructura, Fernando Yanzón, rubricaron el acuerdo en representación de la provincia. Foto: Ministerio de Obras Públicas e Infraestructura.

La falta de suministro de agua para los vecinos y visitantes de Villa de la Quebrada promete ser un problema pasado. La localidad del departamento Belgrano tendrá una nueva planta potabilizadora.

 

Este miércoles, la Nación mediante el Ente Nacional de Obras Hídricas de Saneamiento, el Gobierno provincial y el Municipio firmaron acuerdo enmarcado dentro del Plan Argentina Hace, que depende del Ministerio de Obras Públicas nacional. A través del plan, se invertirán más de 33 millones de pesos para hacer «una nueva conducción de agua cruda, una planta modular compacta y tareas necesarias para la redistribución», de acuerdo a lo detallado por Yanzón. El funcionario explicó que la obra suplementará la ya ejecutada en 1952 que tiene «pérdidas muy graves y está precarizada por el paso de los años». De la rúbrica y reunión virtual también participó el jefe de subprograma Agua y Saneamiento, Andrés Castro.

 

«Estamos muy contentos porque hoy es un día histórico que marcará un antes y un después para la localidad. Es una obra muy esperada y anhelada. Villa de la Quebrada ha crecido muchísimo. El Gobernador supo escuchar esta necesidad de los vecinos: nuestra falencia principal era el agua. Este proyecto tan ambicioso en épocas tan difíciles como en la situación de pandemia, nos llena de alegría. La nuestra es una localidad turística, tiene su fiesta patronal que es muy concurrida, una de las más grandes del país. Ahora vamos a poder darles una solución definitiva a los vecinos y a quienes nos visitan», dijo la intendenta Calderón  desbordaba de alegría.

 

Ahora los pasos a seguir son la elaboración del pliego de llamado a licitación de la obra, luego la presentación de los oferentes y una vez que sea adjudicada, el plazo de ejecución es de 180 días, de acuerdo a lo adelantado por el jefe del programa de Infraestructura Hídrica.

 

Si todo marcha sobre rieles, en tiempos imprevisibles en los que el coronavirus mide el día a día, la capital de la Fe tendrá en el 2021 agua potable directo de la canilla para todos. Sueñan despiertos los fieles vecinos que piden y agradecen al Cristo de la Quebrada.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

WhatsApp chat
A %d blogueros les gusta esto: