Excluyeron a un hombre de su casa por golpear a su hija con un látigo

Lo ordenó el juez Rodolfo Rossi tras reunir elementos, entre ellos, la pericia psicológica de la nena.

Hacía largo tiempo que los vecinos del barrio 365 Viviendas, una barriada ubicada cerca de la fábrica Lanín, escuchaban el llanto de una nena, por los golpes que le daban sus padres. Así lo aseguraron en sus respectivas denuncias ante la Policía dos mujeres que viven en casas muy cercanas a la de M., la nena de 4 años. Tras reunir diversos elementos, entre ellos el informe de una psicóloga que entrevistó en Cámara Gesell a la pequeña, el juez de Familia 2 de Villa Mercedes, Rodolfo Rossi, ordenó la exclusión del hogar a C.O.A, el padre de la niña. Según lo expresado por vecinos, la golpeó con una fusta en el rostro.

 

La información fue confirmada el miércoles a última hora. En la misma resolución, el magistrado dispuso «una prohibición de acercamiento provisoria evitando cualquier tipo de contacto», que incluye a todo el grupo familiar. Es decir, a M. C. R., su mamá, y C. A., su hermana adolescente.

 

El juez no solo recibió comunicados de la defensora de Niñez, Adolescencia e Incapaces 2, Yésica Agüero, sino también el informe de la licenciada en Psicología Analía Ávalos, quien entrevistó a la nena en Cámara Gesell.

 

En la resolución, Rossi intimó a los dos padres de M. a «cumplir de manera diligente y responsable los deberes y obligaciones derivados de la responsabilidad parental debiendo extremar los cuidados respecto de su hija M., garantizando su integridad psicofísica brindándole cuidados, seguridad y contención».

 

Además, mediante un oficio el juez Rossi instó al Servicio de Pediatría del Hospital de Día del barrio Jardín del Sur a  que “proceda a la inmediata intervención en la situación de vulnerabilidad de la familia A. con domicilio en barrio 365 Viviendas, debiendo realizar visitas semanales durante 6 meses y elevando los informes pertinentes a este tribunal, a efectos de evitar situaciones de riesgo en la niña M.».

 

 

«Él cierra la cortina y me pega con el látigo», dijo la nena en Cámara Gesell, ante la psicóloga.

La principal preocupación del magistrado es la salud y el bienestar psicofísico de la nena.

 

Según las denuncias de dos vecinas del barrio, los padres de M. la maltrataban casi a diario por pequeñas travesuras que suelen hacer todos los chicos. El llanto de la nena alertó a la gente que vive en proximidades a la vivienda de los A.

 

Pero la gota que rebalsó el vaso ocurrió el lunes 23 por la tarde. Al parecer, vieron que el papá golpeó a la chiquita con un látigo, cuya punta dio en la cara, ocasionándole mucho dolor y un llanto que conmovió a toda la cuadra. Una de las denunciantes afirmó ante los policías de la Comisaría de Atención a la Niñez, Adolescencia y Familia (CANAF) de Villa Mercedes que fue la madre quien comenzó con el maltrato físico en la vereda y que continuó dentro del inmueble.

 

Enfurecidos, varios hombres que viven en cercanías encararon al papá de la pequeña, discutieron y por poco no se agarraron a golpes. C.O.A amenazó a sus vecinos, mientras la nena lloraba en su habitación dentro de la casa.

 

Otra vecina de la cuadra afirmó que la chiquita sufría «maltratos verbales y físicos casi a diario. Se escudan ellos en que están enfermos, que son discapacitados, pero nosotros hemos visto cómo la tratan. Por eso nos enojamos y algunos fueron a la Policía. Estamos preocupados por la nena, nada más. Que seguramente no solo tiene daños físicos, sino también psicológicos», lamentó la mujer.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

WhatsApp chat
A %d blogueros les gusta esto: