Piden que un hombre cumpla su condena de 6 meses en la cárcel

Incumplió la pena de prisión en suspenso cuando fue a la casa de su expareja, a quien no se podía acercar.

El hombre, de apellido Domínguez, había sido condenado a medio año de prisión por violación de domicilio. Como se trataba de una pena muy baja, de menos de tres años de cárcel, la Justicia de San Luis le permitió cumplir la sentencia en libertad, es decir, lo favoreció con una prisión en suspenso. Para mantener ese beneficio él solo tenía que respetar las pautas que le había fijado el Juzgado, entre ellas, no volver a acercarse a su expareja, quien lo había denunciado en reiteradas oportunidades por violencia de género. Pero a él eso no le importó y ese requisito, tan sencillo de obedecer, lo violó. Si bien un juez Contravencional y Correccional luego lo procesó y le dictó la prisión preventiva por quebrantar la restricción de acercamiento, los abogados de la víctima le solicitaron a la jueza que lo había sentenciado anteriormente que convierta la pena en suspenso en una de cumplimiento efectivo, o sea que los seis meses de condena los cumpla tras las rejas.

 

Domínguez había sido beneficiado con la prisión en suspenso el viernes 13. Fue luego de que la jueza de Sentencia, Laura Molino, aceptara el acuerdo al que el fiscal Leonardo Navarini y el defensor habían llegado. Según ese arreglo, el acusado reconocería la autoría del delito, violación de domicilio, y por eso le impondrían la condena de ejecución condicional. Entonces solo podría ir preso si no seguía las disposiciones pautadas por la Justicia.

 

Pero cuatro días después de que le fijaran esa pena, que sobrellevaba en libertad, la quebrantó. El martes 17 fue hasta la casa de su expareja, con el único fin de agredirla, dijo Santiago Calderón Salomón, quien representa a la mujer junto a Federico Putelli. «Por suerte, fue bastante vehemente en los gestos y en las reacciones que tuvo, y la damnificada alcanzó a refugiarse con sus hijos en el baño», contó.

 

Por fortuna una amiga de la víctima, quien a determinada hora pasaba por la vivienda para cerciorarse que Domínguez no se arrimara, fue hasta la casa, alcanzó a ver lo que sucedía y llamó a la Policía. «Cuando los efectivos llegaron actuaron inmediatamente y en un intento por aprehenderlo, hubo un forcejeo del denunciado, pero lo detuvieron y lo pusieron a disposición del juez Contravencional y Correccional 2», explicó.

 

Después el juez Juan Manuel Montiveros Chada dispuso su procesamiento y prisión preventiva por violación de una orden judicial. Desde entonces Domínguez está en la Penitenciaría de San Luis.

 

Calderón Salomón señaló que una vez que el hombre fue detenido por desobedecer la condena en suspenso le informaron al Juzgado de Sentencia la existencia de este último delito, para que la jueza convierta la pena de medio año de ejecución condicional en una de ejecución efectiva, en la cárcel. «Más allá de que se encuentra con prisión preventiva, estamos seguros de que va a ser reconvertida la condena, para que cumpla los seis meses que le habían impuesto», estimó.

 

El delito por el que lo sentenciaron, en un principio, ocurrió en febrero pasado. Esa vez, Domínguez fue arrestado en flagrancia en la casa de su ex. Pero, según había aclarado la anterior abogada de la víctima, Alejandra Sánchez Di Gennaro, ese no fue el único delito que cometió el acusado, solo que la causa no fue investigada correctamente.

 

La letrada había remarcado que una vez la mujer había sufrido privación ilegítima de la libertad, porque ella, sus tres hijos y otros seis chicos, que tiene a su cargo, fueron encerrados por el hombre.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

WhatsApp chat
A %d blogueros les gusta esto: