Juzgan a otro acusado por el asesinato de Antonio Ferrara

Jorge Barroso podría ser condenado a prisión perpetua. El Tribunal está integrado por jueces subrogantes.

Pasaron diez largos años, pero ayer Jorge Emiliano Barroso se sentó en la silla de los acusados y miró al Tribunal que lo juzga por el asesinato de Antonio Ferrara, ocurrido el 3 de noviembre de 2010. La víctima, quien tenía 48 años y era el jefe del Programa Provincial VIH-Sida, fue golpeado y asfixiado en su casa, en el barrio Lucas Rodríguez, en la zona sur de la capital puntana. Sus familiares lo encontraron maniatado y amordazado. Barroso, quien estuvo prófugo de la Justicia, fue detenido en 2016.

 

El debate oral inició el 1° de manera mixta: abogados y jueces concurrieron a la Sala de Debate  Oral 1 bajo estrictas medidas sanitarias para prevenir contagios de COVID-19, y el acusado siguió todas las instancias desde la Penitenciaría Provincial. Y ayer, todas las partes estuvieron presentes.

 

Cabe señalar que en 2016, la Cámara Penal 1 juzgó y condenó a prisión perpetua a Walter Emanuel Ferreira, el presunto cómplice de Barroso, a quien declaró responsable de “Homicidio calificado por la alevosía criminis causae”.

 

Los jueces consideraron que el hombre de 28 años, en complicidad con otra persona, mató para ocultar el robo que perpetraron en la casa de Ferrara.

 

La fiscalía de instrucción solicitó la misma pena para Barroso, quien es investigado como presunto coautor de “Homicidio en ocasión de robo, agravado por la alevosía y el concurso premeditado de más de dos personas”.

 

El Tribunal a cargo del proceso está integrado por dos jueces y una jueza del fuero civil de la Primera Circunscripción: Javier Solano Ayala —como el presidente—, Federico Lucero Gagliardi (ambos de la Cámara Civil, Comercial, Minas y Laboral 1) y Mónica Ponce de Xacur, quien se desempeña en la Cámara Civil, Comercial, Minas y Laboral 2.

 

Esa formación de magistrados obedece a que las Cámaras Penales 1 y 2 se excusaron de intervenir. De acuerdo a lo establecido por la Ley Orgánica de Justicia, en su artículo 23, el orden de subrogaciones dispone que el Tribunal deberá ser reemplazado por “los Jueces de Cámara Civiles, Comerciales, Minas y Laboral de la misma Circunscripción Judicial”, según lo informado por la Dirección de Prensa y Comunicación Institucional del Poder Judicial.

 

Intervienen, además, la fiscal de Cámara 1, Marcela Torres Cappiello, y los abogados Marcos Juárez y Ramiro Rubio en la defensa.

 

Los médicos forenses determinaron que Ferrara murió por asfixia. Según la instrucción, las puertas y ventanas de la vivienda no fueron violentadas. Al inspeccionar la casa, sus familiares notaron que le habían robado una computadora, un reloj y otros elementos de valor.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

WhatsApp chat
A %d blogueros les gusta esto: