En San Luis la carne aumentó más del 50% en el último año

Uno de los cortes que más se encareció es el vacío: alcanzó un 90% de suba anual y llega a los 630 pesos el kilo.

A pocas semanas de las Fiestas de fin de año, las familias ya empiezan a pensar con quién van a despedir el 2020 y es inevitable también pensar en la organización del menú. Las carnes y el asado suelen ser una opción en las mesas de los puntanos, pero muchos lo pensarán dos veces dado que los precios continúan subiendo. El kilo de algunos cortes supera los $600 y el pollo sigue siendo la opción más económica.

 

Los cortes clásicos de carne vacuna registran aumentos y la variación de los precios con respecto a fines de octubre es importante, y más aún si se comparan los montos actuales con los de diciembre del año pasado.

 

En una nota publicada por El Diario de la República el 29 de octubre, se mencionaba que el kilo de molida común estaba en $280, mientras que ahora está entre $350 y $470, dependiendo de la carnicería o supermercado. Estos precios marcan un aumento de entre 25 y 68% en el último mes en lo que respecta a la carne molida común. Sin embargo, según otro relevamiento de El Diario publicado en diciembre del año pasado este mismo producto estaba alrededor de los $220, lo que marca una suba anual de entre el 59 y 113%.

 

En el caso de las costillas, que estaban a $400 pesos el kilo y actualmente su precio varía entre los $500 y $540, el incremento es de entre el 25 y el 35% en el último mes. Mientras que durante diciembre pero del 2019, el kilo de costillas estaba alrededor de $285, dando un aumento de entre el 75 y el 89% de un año a otro.

 

La opción económica cuando el dinero no alcanza para comprar carne vacuna es el pollo: el año pasado el kilo estaba a $98 y ahora en algunos comercios llega a los $150, es decir que sufrió una suba del 53% anual.

 

Dos de los cortes que sufrieron grandes incrementos en sus precios son el matambre y el vacío, clásicos de las parrillas. El primero, el año pasado estaba a $365 y hoy ronda los $650, dando por resultado un aumento anual del 78%. En el caso del vacío, actualmente en algunos comercios el kilo alcanza los $630 y el año pasado estaba a $330, lo que implica una suba anual del 90%.

 

Otro corte muy consumido en las fiestas es el peceto, que en diciembre de 2019 estaba a $450 el kilo y hoy llega a los $680, implicando un incremento anual del 51%.

 

Según el Índice de Precios al Consumidor (IPC) que confecciona el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec), el precio de la carne y sus derivados subió un 44,4% anual hasta octubre, mes en el cual en San Luis el consumo bajó 40%.

 

La buena noticia para quienes deseen disfrutar de un asado en la Navidad y Año Nuevo es que el gobierno nacional se encuentra en negociaciones con distintos frigoríficos para brindar ofertas.

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

WhatsApp chat
A %d blogueros les gusta esto: