Sin soluciones, autoahorristas empiezan a vender sus vehículos

Afirman que en San Luis algunos optan por ofrecer sus unidades a un menor precio para evitar embargos.

Aquellos que accedieron a planes de ahorro de automóviles pasaron otro año sin soluciones definitivas. Con el correr del tiempo, las cuotas siguieron aumentando a precios impagables, a la par de la inflación. Los damnificados iniciaron reclamos en la Justicia y los otros poderes para buscar algún tipo de resguardo. El año de la pandemia no les trajo buenas noticias: hubo embargos y retención de vehículos, a raíz de la gran mora y en una estrategia que de a poco comenzaron a adoptar, algunos autoahorristas decidieron vender sus vehículos a menor precio y transferir las deudas al nuevo dueño, para terminar con una situación insostenible.

 

«Me desligué del auto, lo tuve que vender porque la cuota había subido muchísimo», dijo María Esther Quiroga, que había adquirido un Volkswagen Up por un plan de ahorro. La última cuota que pagó fue de 25 mil pesos y ante la pérdida de uno de sus trabajos, decidió ponerlo en venta.

 

«Se lo vendí a un conocido que lo puso al día y seguirá pagando el resto. No quedé con deuda, pero perdí un montón de lo que pagué», admitió. El auto cuesta hoy por el plan un millón y medio de pesos, ella lo transfirió al nuevo dueño por 200 mil. Ya había pagado la mitad de las cuotas y le aguardaban 36.

 

«Gracias a Dios encontré a alguien que lo pudo seguir pagando, sino capaz me seguía atrasando, me hacían un embargo, me lo llevaban, quedaba en juicio y con deudas», enumeró Quiroga.

 

Juan Domingo Muñoz, de Tilisarao, comenzó a pagar las cuotas de un Fiat Palio Attractive 2018 Full en noviembre de 2017. Con el objetivo de poder visitar a su familia en Villa Mercedes y San Luis, llegó a tener hasta tres trabajos, pero con la pandemia la situación se hizo insostenible y terminó vendiendo el vehículo.

 

«No me quedó otra más que vendérselo a un muchacho que se hizo cargo de impuestos y de las deudas. Me llegué a atrasar siete cuotas. Hasta septiembre no se podía embargar, pero antes de que sucediera se lo vendí», explicó. Por 120 mil pesos, vendió el auto por el que ya había gastado unos 300 mil pesos en cuotas y cuyo valor es de un millón 400 mil pesos. Las últimas cuotas que le llegaron fueron de 25 mil pesos y aún le quedaban 37.

 

«Capaz fui mal asesorado. Me dijeron una cosa y salieron con otra. El error está cometido. Ahora tengo un auto viejito, pero empecé de nuevo. Vamos a ver cómo me va», agregó.

 

«El año pasado no hemos tenido un balance favorable. Al contrario, parece que tanto la Justicia provincial como federal han dejado de lado nuestra situación», apuntó Damián Cabáñez, del grupo de ahorristas autoconvocados que intentaron, sin éxito, ser escuchados a través de demandas colectivas en los últimos años.

 

A pesar de que en agosto del año pasado el Juzgado Civil N° 2 falló a favor de un cliente de un plan de ahorro de la empresa Círculos de Inversores S. A. de Ahorro Para Fines Determinados (Peugeot Citröen Argentina), esto no se tradujo en alguna medida de tipo colectiva reciente o actuaciones similares con otros planes.

 

Hay algunos ahorristas que decidieron llevar reclamos individualmente, pero sin resultados favorables. «Teníamos un estimativo de 5 mil damnificados, lamentablemente han seguido sucediendo secuestros de unidades y hay ahorristas que están vendiendo mal sus autos. En marzo tenemos pensado ir al Congreso para que se trate algún proyecto de ley», resumió.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

WhatsApp chat
A %d blogueros les gusta esto: