Investigan a un médico por abuso: harán pericias

Son estudios físicos y psicológicos que fueron ordenados el año pasado, pero que producirán en febrero.

Mientras los directivos del Hospital San Luis deben fijar las pautas de trabajo para que una médica no se cruce con el colega a quien denunció por abuso, en el Juzgado Contravencional y Correccional 2 de la capital puntana, el juez Juan Manuel Montiveros Chada continúa tomando declaraciones a testigos y, sobre todo, espera por las pericias médicas y psicológicas que en los próximos días comenzarán a producir los profesionales del Poder Judicial.

 

Desde que la joven denunció al médico, la producción de pruebas no paró, dijo el magistrado. En un principio, lo que investiga es un delito que, por las características descriptas por la víctima, es compatible con un «abuso sexual simple», es decir, un ultraje que no llegó al acceso carnal, pero sí, al menos, a manoseos o tocamientos.

 

No obstante, la calificación final del delito y si podría caberle una imputación al profesional de la salud dependerá de lo que resulte de las pericias y las testimoniales que está tomando el juez.

 

Montiveros Chada aclaró que los estudios médicos y psicológicos que empezarán a hacer fueron ordenados, en realidad, el año pasado, pero recién fijaron la fecha de realización para los primeros días de febrero.

 

La semana pasada el juez prorrogó la vigencia de la restricción que había fijado para que el denunciado no se acerque a la víctima. La perimetral fue la primera medida que dispuso el magistrado en agosto, tras la denuncia.

 

Dado que ambos profesionales trabajan en el mismo centro médico y se desempeñan en el área de Pediatría, Montiveros Chada no fijó la cantidad de metros que el hombre debe estar alejado de la mujer, pero sí les informó a los directivos del hospital de la existencia de la orden judicial para que «arbitren los medios tendientes a garantizar el normal desarrollo del trabajo y la integridad física de la denunciante».

 

En comunicación con El Diario, la hermana de la damnificada contó que el abuso ocurrió a mediados de julio. Dijo que la joven fue ultrajada cuando «había más personas» presentes en el lugar, fuera del ámbito de trabajo.

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

WhatsApp chat
A %d blogueros les gusta esto: