Llenar el tanque con nafta súper ya cuesta casi $4.500

El costo es para un automóvil con capacidad para 55 litros; con premium hacen falta más de 5 mil pesos. En dos semanas, el precio de los combustibles subió tres veces y acumula un incremento del 9,5%.

Los combustibles se convirtieron, en el inicio del año, en el principal verdugo del castigado bolsillo de los consumidores. En apenas 15 días, este mes el sector impuso tres subas consecutivas para todas las líneas de productos. Con el ajuste en lo que va de enero, a un automovilista ya le cuesta casi 4.500 pesos llenar con nafta súper un tanque con capacidad para 55 litros.

 

«Los aumentos en parte fueron por la suba de los tributos internos, que no deja de ser importante en el precio final de los combustibles, pero también por una recomposición de números de las petroleras para acercarse un poco a los valores históricos. En total, los tres incrementos de este año alcanzaron un 9,5 por ciento», explicó el presidente de la Cámara de Expendedores de Combustibles y Afines de San Luis, José Gianello, quien no descartó futuros aumentos en el sector, impuestos de manera directa por las petroleras.

 

Con los nuevos valores, YPF llevó el litro de la nafta súper a $79,10, mientras que la marca premium, Infinia, trepó a $91,80. Además, el gasoil común Diésel 500 cotiza en $72,90 y el Infinia Diesel pasó a costar $88,40.

 

Las competidoras no se quedaron atrás y también aplicaron el nuevo aumento. En el caso de Shell, la súper quedó en $80,78 por litro, mientras que la V-Power cuesta $92,98, posicionándose como la más cara de su tipo en el mercado local. En cambio, Axion fijó la súper en $80,93 y la Quantium a $92,9.

 

Con esas cifras, el dinero necesario promedio para llenar un tanque de 45 litros con nafta súper es de $3.625, mientras que para un vehículo con capacidad de 55 el costo es de $4.414. En el caso de las premium, el valor asciende a $4.197 para un automóvil con depósito de 45 litros y para uno de 55 hace falta desembolsar casi $5.100.

 

 

 20 pesos
es en promedio el aumento del valor que tuvieron los combustibles en los últimos seis meses, desde agosto, cuando el gobierno nacional autorizó el descongelamiento de precios.

 

«La carga completa depende de la época del año. Ahora que estamos en vacaciones de verano el turista, por lógica, lo llena porque está de viaje y por seguridad ante cualquier imprevisto que pueda surgir en la ruta, pero es muy notoria la diferencia con la gente que vive en la ciudad, que es muy difícil que cargue más de 500 o mil pesos, que es casi para dos o tres días», indicó Gianello, quien agregó que una situación similar ocurre con el GNC, ya que la carga promedio es de $200 a $250, solo para lo que requiere andar en lo cotidiano.

 

Además, el titular de la Cámara de Expendedores de Combustibles y Afines señaló que el producto más consumido es la línea súper —sobre todo en Axion—, debido a que es más barata que las premium. Dijo, a modo de ejemplo, que por cada 10 mil litros que la gente consume de la primera, solo venden 2 mil de la segunda, por lo que la relación es de un 80%-20%, con una mayoría de conductores que elige el combustible más económico.

 

«El pago es prácticamente todo con crédito, es algo que crece cada vez más porque empieza a faltar el efectivo. Pese a que es la financiación más cara del mercado, es la única alternativa que le permite a la gente salir de la situación si necesita cargar combustible», indicó Gianello.

 

Agregó que, en promedio, más del 70 por ciento de los clientes abona con tarjeta (débito y crédito). Menos del 30 por ciento lo hace en efectivo.

 

 

Redacción – NTV

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

WhatsApp chat
A %d blogueros les gusta esto: