La primera pilota de combate se alista para volar en la V Brigada

La joven de 27 años se capacita para comandar los aviones A4 que se encuentran en la «Cuna de Halcones».
En 2020, Sofía Vier alcanzó el título que la condecoró como la primera aviadora de cazabombardero del país, una mención histórica dentro de la Fuerza Aérea Argentina. La joven de 27 años arribó a la V Brigada a finales de diciembre y ahora se prepara para volar por los cielos mercedinos. Durante este año se capacitará para poder comandar los históricos A4 AR que se encuentran en la «Cuna de Halcones». «Mi objetivo es dedicarme completamente a ser piloto operativo», aseguró.

Para ello debe completar un exhaustivo curso y de esa forma se podrá especializar en el sistema de armas A4. «Llegué el 23 de diciembre, tuve una licencia y volví hace menos de una semana. Inicié la parte académica y una vez que la finalice debo pasar a la práctica de vuelos. Son cinco, que los haré con instructor, y luego uno sola en el avión monoplaza. Posteriormente hay una etapa evaluativa con diferentes modalidades. En total son unos seis meses y todo depende de cómo se vaya dando el contexto también», contó.

Si bien su estadía en la ciudad todavía es corta, está más que lista para comenzar con su preparación educativa. «Tengo mucha emoción por subirme a un avión de estos. Creo que es un gran desafío y es una de las cosas que más me gusta. El dejar de hablar para escuchar cada vez que pasan es algo muy emocionante», expresó.

Para Sofía, ser pilota de combate es sinónimo de orgullo personal. «Lo que más me gusta es la misión que tiene mi trabajo. No es lo mismo pilotear un avión de transporte o helicópteros que volar en un avión de esta performance, me parece mucho más emocionante, genera mucha adrenalina. Además del tipo de vuelo que requiere. Esta actividad es clave en un conflicto o situaciones en las que hay que defender la soberanía nacional en el aire, ya sea en una guerra, contra el narcotráfico o en lo que sea que nos toque actuar. Hay mucha gente que arriesga su vida», aseguró.

Pese a su corta edad, ya cuenta con una trayectoria que incluye diversos títulos, incluso uno de ellos lo adquirió en la Fuerza Aérea de Estados Unidos. «Empecé a estudiar en el 2013 cuando entré a la Escuela de Aviación Militar y cursé durante cuatro años. Después realicé el curso de aviador militar, de cazabombardero en Córdoba. Luego llegó el intercambio con Estados Unidos y allá me recibí como piloto militar», recordó.

Si bien es la primera mujer en el país en ocupar este singular puesto, remarcó que hay muchas jóvenes que están a punto de ser aviadoras. «No con esta especialidad, pero sí hay chicas que están por recibirse de piloto de transporte y helicóptero. No creo que ser mujer sea una limitación, pienso que somos iguales para esta tarea. En mi caso, me siento súper capacitada y tengo ganas de volar desde siempre», aseveró.

La aviadora indicó que llegar a los cielos era uno de sus grandes anhelos cuando era niña. «Igual lo decidí porque los que estaban cerca mío no me veían en un ámbito militar, tenía una personalidad distinta, pero al final ingresé y me di cuenta que era lo mío y me ha ido muy bien», señaló.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

WhatsApp chat
A %d blogueros les gusta esto: