El equipo de Salud y los adultos mayores, una relación de agradecimiento recíproco

El operativo sanitario puntano contra la pandemia volvió a mostrar la cordialidad que existe entre los profesionales médicos y los abuelos.

Este lunes comenzaron a vacunar a los adultos mayores en el Hospital San Luis y en el Policlínico Regional de Villa Mercedes. Este suceso dio pie a un nuevo episodio en la historia entre el equipo de Salud y los abuelos y abuelas.

En el caso del complejo sanitario mercedino se cuidaron todos los detalles para que los mayores tuvieran la mejor estadía posible. En el ingreso les controlaban la presión arterial, la temperatura corporal, les registraron sus datos, y tras la inoculación, estuvieron en observación por un tiempo prudencial, todo bajo cumplimiento de las medidas preventivas de la pandemia, distanciamiento físico, uso de tapabocas e higienización continua.

“Para tratar con adultos mayores tenemos que tener mucha paciencia; lo fundamental es la empatía, estar en el lugar de ellos; pero igual ellos colaboran muchísimo, vienen muy ilusionados, cumplen los horarios, eso es muy importante por la cantidad de pacientes que tenemos que vacunar”, comentó la enfermera María Chirino.

Carlos Escalada, paciente de 84 años, proveniente de Merlo, señaló que la atención que recibió fue excelente: “Es un trabajo de relojería; nos citaron a las 14:00 en punto; hubo gente que se movió para todos lados, era una ‘máquina’ todo, con amor, con cariño y conocimiento, perfecto”.

“Es muy bueno recibir esos elogios, todos los que trabajamos tenemos experiencia y estamos preparados para trabajar con ellos”, mencionó Chirino, y agregó: “El enfermero nunca debe perder el amor y la solidaridad con los pacientes adultos, debemos comprenderlos y explicarles porque es difícil para ellos también, vienen con mucha ilusión”.

“La atención que me brindaron fue con un afecto y mucho amor; hoy volvemos a la ciudad sabiendo que a alguien le interesamos”, expresó emocionado Escalada.

La profesionalidad del equipo médico fue valorada también por otros pacientes, como Laura Ulloa, una villamercedina de 83 años, quien dijo: “Me trataron muy bien”. Juan Carlos Portas, de 88 años y residente de Carpintería, calificó la atención como “correctísimamente bien”.

“Tanto ellos como nosotros estamos haciendo historia”, concluyó la enfermera.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

WhatsApp chat
A %d blogueros les gusta esto: