Este viernes, el gobernador Alberto Rodríguez Saá anunció que las clases presenciales van a ser optativas para los estudiantes, en aquellos casos que los tutores no los quieran enviar a las aulas en el contexto de la pandemia por Coronavirus.

En ese sentido, Dermechkoff expresó: “Sabemos que la decisión que tomamos a algunos les puede gustar y a otros no, pero también tenemos que tener empatía. En mis visitas a las escuelas converso con docentes, con directivos, con alumnos y alumnas, y realmente han demostrado que la presencialidad cuidada la necesitan, la quieren. Y me tocó estar también en la ruralidad, donde se hace muy difícil para los alumnos la conectividad en zonas muy remotas”.

Asimismo, les pidió a los que prefieran la virtualidad, que tomen la decisión con mucha responsabilidad y que la comuniquen de forma clara a las autoridades escolares, teniendo en cuenta que el sistema educativo provincial actualmente trabaja mediante la organización de “burbujas” que deben ser reorganizadas conforme a esta nueva disposición. “La decisión, como lo dijo el gobernador, es personal. Nos tenemos que cuidar. Si tenemos la decisión de ir a la presencialidad, tiene que ser muy cuidada. El virus está y tenemos que pensar que en cada paso que demos, debemos ser muy responsables.

Por último, manifestó: “Sinceramente, tengo que agradecer a todos los equipos directivos, los docentes, no docentes, personal de maestranza y a beneficiarios del Plan de Inclusión, que se han sumado en las escuelas, por el trabajo que han desarrollado. Cuando voy de sorpresa a los establecimientos, veo que están cumpliendo el protocolo”.